juan guillermo tejeda

MODERNO

Posted in cotidiano by jgtejeda on julio 2, 2012

señor mayor
es encontrado en su casa
con la cara
hundida en un plato de
spaguettis descompuestos
calculándose que su deceso
se produjo seis días
antes, probablemente un viernes
por la tarde,
había muchas moscas

caballero vaga desesperado por el barrio
con las llaves en la mano
sin lograr encontrar su propia casa
hasta caer rendido de agotamiento
empapado de sudor
temblando
junto a las ruedas
de una camioneta estacionada
hacia las 11 de la noche
cuando empieza a caer
una lluvia fina

hombre de 65 años
se hace un corte en la muñeca
al tratar de abrir una lata
con un cuchillo
(no había logrado encontrar el abridor)
y al tratar de telefonear tropieza
de mala manera cayendo al suelo
desde donde no logra levantarse
desvanecido
la sangre va siendo absorvida
por la alfombra

etc.

y por cierto: http://dunkelberlin.tumblr.com/

OLD

Posted in cotidiano by jgtejeda on abril 23, 2012

Últimas horas antes de entrar oficialmente en la vejez al cumplir 65. Nunca creí que iba a llegar a esta edad, a los veinte ya me veía muerto al cabo de unas horas, mi padre nos dejó a los 56. Pero una carta de Colmena Golden Cross firmada por una mujer denominada María Isabel Espinoza me comunica que el Beneficio Golden Max, que no sé en qué consiste, me ha sido retirado debido a que debo tener menos edad de la edad citada, dice, en el citado documento, refiriéndose a algo que firme con esos delincuentes. Happy Birthday. Creo que en el Banco de Santander se me está acabando un seguro repugnante del mismo tipo. Bueno, lo que yo quiero es que las termitas acaben con Colmena y las hormigas se le metan a la mujer esa en la cartera y se la devoren. Pero debo pensar en la vejez. A los 14 entré oficialmente en la adolescencia, aunque en verdad llegué a ella como a los 16 y aún no salgo. A los 21 fui mayor de edad, era mayor de edad desde los 5 años más o menos y sigo siendo muy mayor en según qué aspectos. Propio de la vejez es que uno, con las obligaciones, empieza a discriminar cuales son de verdad y cuáles otras son accesorias o están allí para alimentar situaciones absurdas, y de ese modo empezamos a hacer más lo que nos gusta y menos lo que carece de sentido. Los afectos, que vengan, pero el teatro del afecto menos. ¿Cómo seguir? Sigue el instante. Atrapa el día. A esta edad un día es mucho, una semana es nada, un año es como un estornudo. Olorcillo a tumba.

Tagged with: ,

DE SENECTUTE

Posted in cotidiano, dignidad, enfermedad by jgtejeda on septiembre 3, 2011

Cicerón _____  a mi modo de entender son cuatro los motivos porque la vejez parece a algunos llena de trabajos: el primero, porque aparta del manejo de los negocios; el segundo, porque debilita y enferma el cuerpo; el tercero, porque priva de casi todos los deleites, y el cuarto, porque no está muy lejos la muerte.  _________ no sé si está bien o no el punteo de Cicerón, que apenas alcanzó a asomarse a la vejez ya que fue mandado matar por Marco Antonio cuando tenía 63 años, un centurión le hundió una espada y su cabeza y manos fueron expuestas luego públicamente en Roma. En la serie televisiva Roma se le presenta como oportunista y cobarde, y no me cuadra, creo que fue valiente, se opuso siempre a la tiranía y murió por ello. Yo tengo un año más que los de Cicerón al morir y medio menos de lo que es aconsejable para jubilarse. No sé si estaré muy pronto fuera o no de los negocios, esto es, del mando. Últimamente he mandado más que antes, al comienzo me complicaba mucho pero ahora me sale natural, aunque no sin conflictos, y casi siempre es así. Pero mandar o como dice Cicerón manejar los negocios (rebus gerendis, la gerencia de las cosas) no depende de uno sino también de los demás, del contexto, etc. Administrar no es algo que me atraiga demasiado, me gusta más influir, o mejor dicho representar a los demás lo que falta, aquello que por las prisas o emociones del instante parece no existir pero existe. También puedo armar yo mi propio quiosco… La salud, es verdad, se va haciendo más frágil, dormir no siempre es fácil como antes, el cuerpo no sigue igual de sólido, aunque debo decir que mi exagerada sensibilidad física me ha hecho sentir durante toda la vida esa misma sensación, y ahora me parece aquello una tontería, una percepción errónea heredada de la falta de resolución parental de mis padres. He sido siempre vigoroso, me parece ahora y no me lo parecía entonces. En algunas cosas creo estar muy por detrás que la edad real que tengo, como si estuviera siempre en desarrollo, es una sensación rara pero muy viva, uno asume las edades que le tocan como le caen, como puede, y deja cosas por hacer que luego vamos completando, o sea que hay trozos de la niñez, de la adolescencia, de la juventud adulta, etc., que pueden seguir desarrollándose más tarde aunque más lentamente, cuando estamos ya en otra edad. Sobre los deleites (voluptatibus dice el texto), quizá espero menos de ellos, o los busco con menos desesperación, con menos ferocidad, pero aun están, aprecio el hedonismo, las cosas y personas bonitas, los rincones de la ciudad, la música, la comida, la borrachera, la risa… Y sí, la llegada a la meseta final es un poco descorazonadora y le sopla a uno en la nuca un viento frío. Con todo, siento en plenitud mis emociones, quizá más que nunca, y me gusta que cursen como son, sin maquillaje, se me ha ido disolviendo la autocensura porque estoy convencido a final de cuentas que soy una persona más, ni mejor ni peor que el resto, destinado a la muerte como ellos, marcado y hecho por los episodios vividos, por las personas y lugares que me tocaron, y que lo que me gusta, lo que amo, lo que me enoja, lo que me interesa, es porque así fluimos.

DARKER PURPOSE

Posted in ESCRIBO by jgtejeda on noviembre 26, 2010

Meantime we shall express our darker purpose.–

Give me the map there.–Know that we have divided

In three our kingdom: and ‘tis our fast intent

To shake all cares and business from our age;

Conferring them on younger strengths, while we

Unburden’d crawl toward death.

y este,

les cuento,

es mi propósito

más oscuro:

sepan que

he dividido

en tres nuestro reino

-me pasan el mapa por favor-

en mi más

directo intento

por sacudirme

de encima

las cargas

y trabajos

de mi edad

transfiriéndolos a

fuerzas más jóvenes

para así

arrastrarme yo

sin peso

hacia

la muerte

Tagged with: , , ,

630

Posted in dignidad, ESCRIBO by jgtejeda on abril 25, 2010

Cumplo 630 años de edad, o algo así. Me pregunto en qué momento pasa uno a ser un anciano. Palabra de origen latino, antianus, que viene de ante, o sea antiguo…. No significa un cambio de estatus, sino simplemente una suma de años. Pero anciano me imagino yo el que arrastra las patas y se tira pedos, no tiene dientes y es un estorbo de uñas amarillentas. En algún momento pasa uno a ser eso, y sigue diciendo “me siento joven”…. / los fondos de Rembrandt, las miradas, la luz que resbala….

OLD

Posted in normal by jgtejeda on agosto 13, 2008

Mañana de trámites para indagar mi situación previsional. Aunque no me guste, a los 61 debo pensar ya en la jubilación, y eso que hay mañanas en que amanezco de 51 o de 41 o de 21, o de 1… De tal manera que llego a hablar con una amable señora del INP, y me acompaña mi asesora previsional, la diosa Minerva. Veo mi hoja de ruta laboral a través de instancias tan herméticas como Canaempu, Empart, Seguridad Social española y otras. Hay lagunas, carencias, falta de astucia. Pero también existen posibilidades. Yo me imagino ya jubilado, que es como que te quiten el caballo y los zapatos y te dejen por ahí lamiéndote las encías sin dientes. A la salida nos despedimos de un beso con la asesora y deambulo por Providencia, un barrio que conoció esplendores en los setenta y por eso me recuerda mucho a la dictadura. Vitrineo por las tiendas buscando un reloj despertador, que se me ha roto, y no es fácil encontrarlo, todo me parece feo. Reparo en varias tiendas donde seguramente me gastaré aquella esquiva jubilación, en el caso de que la reciba: la Casa del Enfermo, Todo para el Enfermo, etc., o sea muletas, sillitas de rueda de diversos modelos, chatas, vendas, apósitos, un mall de la decadencia personal. (foto de Ferminet, en flickr y con las debidas licencias)

Tagged with: , , ,

MANUEL VICENT: TERROR

Posted in normal by jgtejeda on julio 27, 2008

EN EL PAÍS, HOY >>>>>>>>>>>> Al final todas las películas son de terror, porque los actores y actrices que trabajan en ellas han muerto. En la niñez fueron tus héroes. Trababas de imitar sus gestos cuando eras adolescente. Te enamoraste de aquellas mujeres seductoras en tu juventud. Hubo un tiempo en que Gary Cooper, Ingrid Bergman, Montgomery Clift, Audrey Hepburn, Steve McQueen, fueron maravillosos seres vivos >>>>>>> más