juan guillermo tejeda

FIDEL EDUCATIVO

Posted in cotidiano by jgtejeda on febrero 4, 2012

Ha dicho Fidel Castro en un acto en el trancurso del cual destacó, además, a nuestra Camila Vallejo: “la educación es la lucha contra el instinto. Todos los instintos conducen al egoísmo, pero solo la conciencia nos puede llevar a la justicia. Esta no es solo una fórmula práctica, sino que teóricamente la única aceptable”.

Es una frase que me hace picar la piel en varios puntos. No puedo estar más en desacuerdo. Primero, la sentencia tan conservadora de que la educación es la lucha contra el instinto. Yo creo que el instinto es nuestra esencia, y que lo contiene todo: el ímpetu de sobrevivir solitarios, contra los demás o sin ellos, la necesidad de los demás, que sería el movimiento opuesto, y que da alas al sexo, a la amistad, el amor, la sociabilidad, las tribus, las afinidades, los grandes grupos, el instinto creador, acogedor, proveedor… sin olvidar el instinto depredador, guerrero, destructor, resentido, etc. El instinto, como el deseo, es lo que la especie requiere para seguir viva, y es lo que nos señala qué está bien y qué está mal. La educación y la política son artes cuyo fin es que el instinto de las personas se cumpla sin destruir a la sociedad, y que la sociedad funcione sin destruir a las personas. En esto Fidel no se saca buenas notas, sino muy malas.

Yo preferiría describir a la educación como el proceso de reconocer a nuestros instintos y de hacerlos florecer a la vista de todos, de ponerlos en contexto, enlazándolos con el lenguaje, la razón, la estética, el conocimiento, la acción, nunca contrariando lo que somos, sino prolongándolo. Los instintos son el motor de la vida. ¿Por qué luchar en contra de ellos? Es esa la moral de los curas. No es verdad que todos los instintos conduzcan al egoísmo, sino que más bien cruzan el ego o están cruzados por él, así el instinto de la madre para con sus hijos, o el instinto creador, o también el instinto de generar riqueza que finalmente es para uno pero muchas veces también para los demás. En esto Fidel piensa lo mismo que la derecha católica más derechista y más católica, es una ética idealista la suya, antihumanista, pesimista, que conduce a los regímenes de fuerza. La educación como una cárcel correccional para combatir mediante la disciplina la naturaleza perversa de las personas.

Sobre que la educación sea una lucha en contra de algo, lo dudo realmente. Lo es para los profesores que se empeñan en enseñar aquello que los jóvenes no quieren o no tienen interés en aprender, y en ese caso se trata sencillamente de una modalidad más de dominación, de control. El que enseña lucha para conseguir que el enseñado no sea como es, sino de otro modo, domesticado, programado. Let it be, mejor, que es la canción que Fidel no cantaría.

Respecto de la conciencia, es en boca de Fidel una categoría política, el darse cuenta de las injusticias y de que el sistema, el que sea, no siempre va en bien de todos, y muchas veces funciona en contra de las mayorías. Aquí nos vende su sermón, es decir que él, suponemos, tuvo conciencia, luchó contra su instinto, hizo la revolución y se transformó en dictador, no por egoísmo, no para ser el primero y el único con derecho a opinar y el que la lleva, no instintivamente sino conscientemente, para conseguir la justicia, en su caso mediante injusticias y humillaciones cotidianas a los derechos de los demás, que eso es una dictadura. La inconsistencia misma.

Y finalmente el toque autoritario y antipluralista: su fórmula no sólo funciona, sino que es la única aceptable. ¡Ay, Camila!

EDUCACIÓN EN LIBERTAD

Posted in profesor by jgtejeda on septiembre 16, 2011

lo puse hoy en mi blog sobre universidades, pero se trata de algo que me recorre por entero, así es que lo pongo también aquí  ____  comentarios de los amables o rudos lectores aquí  _____ felices fiestas! ___

La verdad es que si yo hubiera salido a marchar por la educación cuando estaba en el colegio, hace ya muchos años, hubiera exigido no que lo mejoraran, sino que lo cerraran. Mi colegio, de curas y con lucro, me pareció siempre un recinto carcelario a cargo de personajes depresivos e ineptos. Su desaparición me hubiera devuelto la libertad.

En casa, mi padre se quedaba repasando los artículos que escribía a máquina para llevarlos a mediodía a la redacción de los diarios. Su muy personal ambiente creativo producía un desparramo de libros abiertos en el suelo y las mesas, revistas con marcas, música de jazz o de Bach, humo de cigarrillo y todo aquello que pudiera ayudar a la libertad de espíritu, a desplegar el ímpetu creativo. Sólo observando lo que hacía y gracias también a sus gestos, a sus miradas, aprendí con él muchísimo más que en el colegio, aprendí a entender la cultura como una conversación y no como un deber, también supe ganarme la vida más tarde con aquello, además de quedar de paso premunido de algunos valores que me parecen relevantes: la tolerancia, el sentido del humor, el amor por la libertad, la confianza en nuestra propia humanidad individual.

Nunca entendí por qué razones me obligaban a levantarme a unas horas absurdas, tiritando de frío y atemorizado, para dejar la tibieza del hogar e ir a dar a aquel cuartel que estaba considerado un gran colegio, pero que era asqueroso. No se puede mejorar una cárcel. No es posible optimizar un sistema que en lugar de hacernos conversar con las mentes más interesantes de todos los tiempos, cada cual a su manera y a su gusto, se empecinaba en exigirnos resúmenes, sumas, quebrados, memorizaciones botánicas y otras estupideces, a punta de amenazas y castigos.

Creo que la lección real del colegio era: niño, eso que tú crees que es tuyo, tu tiempo, nos pertenece. Y ese cuerpo que quizá imaginas que es también tuyo, nada, es del colegio, así es que uniforme completo, pelo corto, sin moverse cada uno en su pupitre, clase de gimnasia y los viernes de rodillas en la iglesia. Y nada de pensamientos aviesos, que tu mente también es cosa nostra. Una sistemática violación de los derechos humanos en nombre de una cultura despreciable de cuaderno y libros de textos. Lo intuía yo claramente comparando aquella basura con la cultura tolerante y entusiasta de mi papá.

Pero nuestros jóvenes de hoy están decididos a mejorar la educación. No sé si se pueda mejorar algo tan dañino, y es cuestión de ver, lo primero que se hace en un colegio es instalar la reja del perímetro y el control de entradas y salidas. ¿Por qué no dejar que cada cual entre o salga libremente? Lo que más vale son las notas, una especie de dinero negro del conocimiento que en verdad nada tiene que ver con su sustancia. Cuando aprendemos algo que nos sirve estamos naturalmente contentos, y no necesitamos premios adicionales y menos castigos. ¿Para qué? Aprendemos porque lo necesitamos, no para ser evaluados.

Suponemos quizá que los niños están mejor en el colegio, más seguros, pero hay ahora muchos colegios que llevan meses sin clases y no se perciben mayores daños en nadie. Yo creo que los padres ponen allí a los niños para huir de la casa y sumergirse también ellos en sus prisiones ansiosas, y hacer dinero para pagar ansiosamente muchas cosas que no necesitan. Transfieren a los colegios la función de educar, creyendo que la educación es una mercancía, un servicio que se puede externalizar a cambio de una suma mensual.

Lo que sí es cierto es que en el sistema educativo nacional hay cárceles más pirulas y cárceles menos, y que se trata de una encarcelación muy segmentada por clase social, por barrio, por el azul o marrón de los ojos, incluso por la inteligencia o capacidad de sometimiento, sin que los niños tengan responsabilidad alguna en esos afanes por discriminar que dan asco. En todos los casos, sin embargo, se les enseña a los estudiantes no lo que quieren aprender, sino lo que unos burócratas de la pedagogía creen que debe enseñarse, con horario impuesto, en recintos numerados y por materia etiquetada.

Da lo mismo tanto esfuerzo, porque finalmente a uno se le queda dentro bien poco de todo aquello, y menos peso aún tiene esa materia existiendo google, que allí está todo sin tener que ponerse un uniforme y escuchar sentado a un compadre no muy convencido explicando algo de manera autoritaria.

Los niños son curiosos y aprenden por sí solos, como los adultos. Somos buenos para aprender, los humanos. Y los colegios son una prótesis medio ridícula donde se propagan los peores vicios de nuestra sociedad clasista y paranoica. En unas décadas o siglos más, si el planeta sigue un poco donde está, contemplarán nuestros sucesores con una sonrisa burlona nuestros afanes por mejorar la educación. La educación es algo constitutivo de nuestro ser, una fuerza dinámica, no un edificio, ni una marca, ni un programa, ni una libreta de notas, ni un título o un postítulo.

Comparada con los colegios, la universidad siempre me pareció un espacio de libertad. Finalmente uno puede elegir en ellas qué estudiar, aunque no siempre, porque hay padres que insisten en imponer sus propios gustos a los hijos, chantajeándolos. Lo cierto es que cada cual debe hacerse cargo de su propia vida, y lo que el padre estudió o no estudió es su asunto, no el de sus hijos.

No sé por qué en Chile no ir a la universidad es en muchas familias una especie de drama: no quedó!… no le dio el puntaje! Madres sollozando, padres encolerizados, o al revés. Es mejor, como decían los fundadores de Summerhill, ser un carpintero feliz que un Primer Ministro neurótico. Pero en Chile, aunque no tengamos Primeros Ministros, estamos apostando fuerte por la neurosis. La mera pregunta “qué vas a estudiar” cuando sale alguien del colegio es ya un poco pasadora a llevar. Esa persona ya estudió, y sabrá cada cual si quiere o seguir sentado en un banco repasando hojas de libros. La pregunta respetuosa, si hay interés, es preguntarle al joven o a la joven a qué piensa dedicarse.

Existen muchas universidades, sin embargo, que se esmeran en ser como colegios aunque no haya que llevar uniforme y se permita fumar a los estudiantes en los recreos. Son estrictas, con mucha cosa obligatoria, tareas, retos, apuntes, notas, promedios, indicadores, toda esa parafernalia que nada tiene que ver con el conocimiento auténtico.

En eso las universidades públicas son más evolucionadas, hay menos marcación personal y al mismo tiempo más libertad y mayor formación en las propias responsabilidades. El proyecto humanista consiste en entregar a los jóvenes un espacio abierto y con recursos, donde pueda cada cual organizar su crecimiento y su maduración según sus propios intereses y motivaciones.

Con estas movilizaciones estudiantiles tan bonitas en cuanto a la meta que se han propuesto, nos ha aparecido a veces a la vista la parte más oscura de las universidades públicas, especialmente con las “tomas”, que significan interrumpir no sólo la programación prevista, sino además la libre circulación de las personas. Los organizadores de las “tomas” instalan lienzos, candados, controles de entrada, también puede que un pequeño club de encapuchados, y programan actividades tipo campamentos juveniles de los antiguos países comunistas, todos opinando más o menos lo mismo, marchando, en pos de unos ideales, y muy enojados, no se vaya uno a oponer en una asamblea a lo que están tratando de hacer. Siendo emocionante, no hay en aquel tipo de organización libertad para pensar, para opinar o para entrar y salir. Uno no entiende cómo en una universidad pública, que se define identitariamente por su pluralismo, por su no discriminación, se permite que grupos de personas se apropien físicamente de los lugares, discriminen, segreguen, etc.

A mucha gente le gustan mucho las “tomas”, sin embargo. Tal como son muy populares los colegios con sus rejas perimetrales y sus uniformes. De la misma manera como se pretende manipular a los jóvenes para que estudien, digamos, derecho y no por ejemplo gastronomía. O como se afanan algunas universidades privadas en atrincar bien a sus pupilos.

Son manifestaciones, todas ellas, del gusto de mucha gente por la esclavitud. De la desconfianza en la naturaleza curiosa y creativa de las personas. Una moralina pesimista, revestida de ideas de derecha o convicciones de izquierda, da lo mismo, porque su norte es combatir la libertad.

La libertad nos da miedo porque significa hacernos cargo de nosotros mismos. Se trata, siendo libres, de pensar, de decidir, y de defender lo que uno ha pensado y decidido, porque de otro modo no se siente uno bien consigo mismo. Se trata de confiar en nuestros sentimientos profundos, en esa voz que nos dice qué es lo recto y lo no recto. Ser honestos nos obliga a cierta modestia, a hacernos cargo de nuestra realidad personal e intransferible, de nuestros deseos.

Pese al miedo que da y al esfuerzo que comporta, es mucho más bonita y plena una existencia libremente escogida que una vida esclava. En rigor, sólo una existencia en libertad, respetando por cierto a los demás, merece llamarse humana.

Quienes venden esclavitud (en cualquiera de sus modalidades educacionales o ideológicas) a menudo se la sacan argumentando que es “por ahora”, que es preciso sacrificarse en este momento para ser libres más tarde. Mi experiencia me dice que quien practica la esclavitud en las cosas pequeñas la defiende también al final en las grandes cosas. Que cuando uno entrega tontamente un trocito pequeño de su propia libertad y de su propia sensatez, termina por entregarla toda. Lo que está en juego cuando nos esclavizamos o no dejamos que nos esclavicen es nuestra identidad, nuestra diferencia gozosa de habitar cada uno de nosotros en propiedad nuestro propio ser, que se educa cada día, a su pinta, lejos de negociantes, burócratas o comisarios políticos.

MIEDOS

Posted in extraño by jgtejeda on junio 13, 2011

A. S Neill _____ Tenemos miedo a muchas cosas: miedo a la pobreza, miedo al ridículo, miedo a los fantasmas, miedo a los ladrones, miedo a los accidentes, miedo a la opinión pública, miedo a la enfermedad, miedo a la muerte. La vida de un hombre es la historia de sus miedos.  ___  soy fan de A. S. Neill… y si lo damos vuelta queda menos bonito pero quizá más directo: por miedo no nos dedicamos a lo que nos gusta, por miedo no aceptamos que queremos a quienes queremos, por miedo dejamos de pensar o de sentir, por miedo renunciamos a decir lo que nos gustaría, por miedo acusamos a otros de lo que nos pesa a nosotros, por miedo terminamos siendo algo que nos contradice esencialmente, por miedo no nos compramos ropa bonita, por miedo distribuimos a la vez nosotros más y más miedo a los demás, es como un microtráfico de miedos…

LEVE DESPRECIO POR LA EDUCACIÓN

Posted in ocurrencias, profesor by jgtejeda on junio 5, 2011

Chesterton __________ Without a gentle contempt for education, no gentleman’s education is complete. Noto que con los años regreso un poco a posiciones más conservadoras, las que tenía de niño creo, y entre ellas la de admirar la educación aristocrática o de caballeros. O sea que un caballero no andaba sacando magísters ni doctorados como loco estudiando por las noches, después de la universidad, ni siquiera necesitaba otro título que el de su familia. Tampoco era correcto, en esa perspectiva, especializarse tanto como para terminar cosiendo aortas o chequeando puentes, y en eso coincidía la tradición señorial europea con la de los ciudadanos griegos, que no veían en los trabajos prácticos nada demasiado honroso. No voy a entrar ahora en la parte atroz de la lucha de clases (la conozco bien como chileno que soy) ni en los abusos del machismo (gruffff), sino que quisiera rescatar la espuma de la cosa, o sea que entre caballeros había que saber de todo un poco pero nada del todo. El dilettantismo, que le llaman los italianos, es el secreto de una buena educación: literatura de la mano de los clásicos con un poco de griego y latín, saber distinguir entre buenas y malas ediciones, a los autores de cabeza libre; arte y quizá algo de buen gusto por las colecciones de la casa que se supone que la familia conserva, jamás por ir a un museo o a una galería que eso es de clases medias burguesas; equitación porque hay caballos en el campo; esgrima y artes de la caza, por lo que pueda suceder; boxeo, un poco, para divertirse y de repente aforrar un par de combos a los imbéciles que se nos cruzan; saber beber alcohol, conquistar mujeres, seducir, bailar sin exageración; amistades, con la debida pasión y desdén; elegancia, la natural, con ropa de buen corte tradicional o novedosa; viajes, evidentemente, y algunos idiomas; modales, buenos y malos, de los dos; alguna afición rara como la astronomía o la navegación a vela; escritura, por cierto, para componer un par de libros a publicarse en tiradas pequeñas, para los amigos y gente top; afición a la política desde el lado conservador o liberal, quizá radical, tal vez revolucionario, lo que sea hecho siempre con pasión y alegría; piano o violín para pasar las noches de tristeza; gastronomía y demás señales de hedonismo, que la vida es apenas un rayito de luz dentro de dos espacios negros infinitos; una manera bien plantada de caminar y de mirar, de hacer las cosas; y todo ese saber tratándolo como de costado, sin darle mayor importancia, despreciándolo un poco según aconseja Chesterton… Bueno, para qué decir que cada una de estas cosas es hoy prácticamente impensable. La educación se ha convertido en una industria situada por cierto fuera de casa, y en manos de instituciones a cargo de presuntos especialistas. Se impone lo utilitario en lugar de la curiosidad generosa. La persistente pregunta de los demás de a qué se dedica uno y cómo nos está yendo, la necesidad de conquistar un estatus y atrincherarse en él en lugar de tenerle amor a la experiencia, lo políticamente correcto en vez de la tolerancia a lo que uno siente y piensa (saber convivir con el propio deseo), el imperialismo vegetariano de los estudios de género en vez del colesterol orgánico de lo humano, y el coincidir todos en que la educación es una mercancía, una escalera para el éxito, disuelven por el aire las últimas moléculas de una formación humanista centrada originariamente en la persona. Proximidad de Terencio: Homo sum, humani nihil a me alienum puto (nada humano me es ajeno), de Montaigne Une tête bien fait vaut mieux qu’une tête bien pleine (una cabeza bien ordenada vale más que una cabeza bien llena). Mi experiencia es que el sistema educacional (el que sea) será siempre un sistema más, en tanto que la educación es finalmente tarea cotidiana nuestra, de cada cual, y de quienes nos tienen afecto. Educarse es una actitud, un modo de estar más que ir a clases de algo.

END

Posted in profesor by jgtejeda on diciembre 4, 2010

my name is juan guillermo
very old, 63
profesor por vocación, tuve muy malos
en el colegio y muy
buenos en la U:
educar, para mí,
es más que cualquier otra cosa favorecer la
transformación
individual
asegurarle un clima
a lo cambiante
crecemos, nos vamos haciendo aquello
que realmente somos
es eso el aprendizaje
una experiencia
que nos hace ir de una identidad
a otra
un proceso
una aventura dulce y violenta
donde cada cual es protagonista
de las ramas y formas
que aparecen
al crecer
buenas o malas
espinillentas o irradiantes
felices o turbias
así nos vamos haciendo
personas
no según un modelo fijo
sino cada cual a su modo
en su propio resplandor
no hay mejor profesor
que uno mismo
no quiero ser un
profesor judicial
ojalá nunca lo sea
ya no lo fui
porque no son los resultados
sino el proceso lo que interesa
la dinámica
el detalle
la sonrisa
y me perdonarán a veces que haya dicho lo que dije
o haya mirado o no mirado
olvidado o reconocido
más una cosa que otra, son mis
afinidades
es mi naturaleza
mi humanidad
no quiero dejarla
en casa
ni llevar a clase
a un robot mentiroso
no creo que un alumno o una alumna
que busca lo que hay dentro de sí
tenga que ser declarada o declarado
inocente
o culpable
todos somos inocentes
rompe ya tu libreta de notas
sitúa al éxito o al fracaso
no en un diploma ni en una medalla
sino en tu propio corazón
creo en las rutas personales
hay meses en que no está uno bueno o buena para nada
las notas son como el dinero, muy útiles
y al mismo tiempo esclavizantes
y lo que nos hace personas es la libertad
la liviana, maravillosa libertad
no las esclavitudes
por elegantes que sean
es mejor andar ligeros o ligeras, sin peso,
por la vida
no he venido a juzgar a nadie
ofrezco un poco de sinceridad
algo de lealtad, en fin,
mercaderías que ya no están
de moda
apuesto por las afinidades
que son, como los seres,
variables
y se expresan libremente
por medio de las subjetividades
que son tan mal miradas
en este mundo
universitario
evaluado hasta la saciedad
toques personales, experiencias, emociones,
que finalmente
nos hacen sentirnos acompañados
y seguros
soy parte de un tejido
un mimbre más del canasto,
no dios,
sino apenas una de sus manifestaciones
como lo es cualquiera de nosotros
un buen profesor es un espejo
que acepta nuestra imagen
la que cada uno trae
sus miserias
sus errores
sus logros
sus milagros
y lloro en la noche o en la madrugada
como todos
me duele a veces
el estómago, la cabeza,
me pregunto qué hago en este mundo
me pierdo y me encuentro con otras almas perdidas
mi invitación: que cada cual
se mire a sí mismo, a sí misma,
en el espejo cotidiano
según las antiguas leyes
del sentido común
y la decencia
do the right thing
abre tu corazón
sé lo que quieras ser
sé lo que tienes que ser

A CLASES EN FEBRERO

Posted in enredillo by jgtejeda on febrero 8, 2009

inquisiciongoya

La educación chilena es, según todos los indicadores, de bajísima calidad y reproductora de inequidades. Lo que se enseña tiene poco que ver con lo que viven los estudiantes, el foco está puesto en el aula y no en el ambiente de los jóvenes, el financiamiento protege a los más poderosos, los profesores están mal motivados y peor pagados, la mayoría de los dueños de colegios lo que quieren es billete, y los curas se apoderan de las almas infantiles. Pero no por eso perdemos el entusiasmo. Así es que este año casi la mitad de los colegios de Santiago comenzarán las clases  la última semana de febrero. Educar mal, pero educar mucho, ese es el lema. Mala educación, pero también en lo posible malas vacaciones.

TOM SHARPE

Posted in normal by jgtejeda on febrero 7, 2009

nb_pinacoteca_baldung_aristotle_and_phyllis

Libro entrevista del satírico Tom Sharpe (Llátzer Moix, Wilt soy yo, Anagrama, 2002). A 3 mil cada tomo de Anagrama, me hago con varios en la feria del libro usado, y por ahí salen las convicciones de este británico sudafricano, expresadas con la soltura que da la vejez. Sobre educación -le tocó hacer varios años de profesor- nos dice alegremente:

Educar, como usted sabe, significa hacer aflorar las mejores cualidades del alumno. No todos los chicos poseen las mismas. Pretender tal cosa es ridículo. La labor del profesor consiste en averiguar cuáles son los dones que esconde cada uno de sus alumnos. Otra labor es la de animarlos.

Y si, además, el profesor atesora una pasión por el aprendizaje, es muy probable que consiga contagiarla al estudiante. Cuando eso sucede se produce algo maravilloso, porque la pasión por el conocimiento, por el aprendizaje, es algo que ya no nos abandonará jamás en la vida.

Básicamente, los alumnos pueden clasificarse en dos grandes grupos: los inteligentes y los estúpidos. Pero no podemos quedarnos ahí, porque incluso los estúpidos tienen algunos dones.

Yo fui un mal estudiante, en la escuela y en la universidad. Era alguien que no podía ser enseñado. No admitía eso. Me parecía que era yo mismo quien debía descubrir lo que estaba bien y lo que estabas mal, lo que era verdad y lo que era mentira.

El sistema falla porque hay una crisis de autoridad. A mí no me costaba imponer la autoridad. Tengo una mirada fría y despiadada, de gran utilidad para atemorizar a esos cabroncetes. Es necesario hacerlo. Permítame que le recuerde algo que se olvida a menudo: los jóvenes seres humanos son unos animales.

A veces nos quejamos de que los chicos o las chicas no leen. ¡Claro que leen! Quizás no lean novelas o historia. Pero sí leen sobre otras cuestiones. leen mientras trabajan o juegan con los ordenadores, mientras programan. Y, créame, saben más sobre informática de lo que sabrá jamás cualquier adulto. Vivimos en otra época.

Tagged with: ,

UNIVERSIDADES PÚBLICAS DEL MUNDO, UNÍOS !

Posted in ESCRIBO by jgtejeda on enero 9, 2009

bodleianlibraryoxforduniversityengland1

Con destacados expertos,  planteles estatales de diversos países del mundo se darán cita en la Universidad de Chile. La experiencia extranjera será protagonista del análisis y reflexión del Encuentro Internacional de Universidades Públicas. El Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile será el punto de encuentro para representantes de prestigiosas Casas de Estudios de todo el mundo, los días 14 y 15 de enero. “La Universidad Pública: Desafío para el Siglo XXI”, evento organizado por la Vicerrectoría de Extensión, fomentará la reflexión sobre la situación actual de la Educación Superior del Estado. Rescatar el carácter público de las universidades constituye el objetivo de este encuentro internacional que convocará -en la Universidad de Chile- a destacados conferencistas de Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Estados Unidos, Inglaterra y Francia. MÁS>>>>>>>>>>>

NIÑOS

Posted in enredillo by jgtejeda on enero 5, 2009

camara2

Afirma Alice Miller que todos sus libros se dedican a un tema: la negación del sufrimiento padecido durante la infancia. A diferencia de los mayores, los niños carecen de pasado cuando caen en manos de sus padres, y si sufren golpes o frialdad o abandono o burlas o explotación consideran que eso es lo normal, y trasladan luego a sus vidas personales el deterioro afectivo de la niñez. Cree Miller que si tu madre o tu padre te han tratado mal, hay que identificar esos hechos porque de otro modo uno dedica la mitad o más de sus energías vitales a encubrir a los padres, y lo hace no por amor, sino por miedo. Uno disfraza sus sentimientos, los fuerza, y los verdaderos afloran habitualmente en forma de enfermedades somáticas: el cuerpo no sabe mentir. Además, si uno habla en contra de su papá o en contra de su mamá  se encuentra con una barrera infranqueable de rechazo, con una conspiración de silencio. La gente -incluidos periodistas o psicólogos- no quiere escuchar que los padres pueden ser malos poque ellos también tienenen padres y se han acostumbrado a encubrirlos. Leo “El cuerpo nunca miente” y “El saber proscrito”. Que no caigan en manos de mis hijos…

NUEVOS DELITOS

Posted in normal by jgtejeda on enero 2, 2009

incendiary-texts-1-01

Me crié en un mundo donde los mayores le daban a veces un par de correazos a los niños (mi amigo G llegó una tarde con la cara marcada en rojo por el cinturón de su buen padre), los maridos le pegaban a las mujeres (un dicho español: “mi marido me pega lo normal”) o viceversa (no se me ponga así mijita) y los tíos fumaban como chimeneas o se colgaban de la botella sin mayor miramiento. Otros adultos, con o sin sotana, lanzaban sus manos a los cuerpos infantiles para quedarse con algo de aquella frescura genital que ellos habían perdido para siempre. Hoy estos comportamientos están catalogados como enfermedades o como delitos.  Los nuevos delitos generan nuevas situaciones, y así tenemos a papás separados con orden de alejamiento de sus hijos, o internos en clínicas para curarse desu adicción al sexo, o convictos por delitos de abuso sexual. Quisiera hacer un aporte en esta dirección. Muchos de nosotros fuimos deformados anímicamente por curas o monjas o abuelas que insistían en destacar que el sexo era algo pecaminoso, sucio, y en todo caso ordinario. Y contraeducados por ambientes machistas salvajes del todo alejados de la realidad, que siempre es más modesta y más grata. Una buena vida sexual es saludable, agradable,  no daña a nadie, y todo el mundo debe poder tenerla si así le parece, sin traumas infantiles ni castigos de colegio ni trabas artificiales por parte de las instituciones. Me gustaría que se estableciera el delito de represión sexual de menores, y que se castigara por él a todos los que se dedican a arruinar la futura vida erótica de los niños y las niñas. Que exista un castigo para los censuradores, para los segregadores, para los falsamente puros, para los creadores de culpa artificial, para los etiquetadores,  para los enemigos de la vida y la belleza.

UNIVERSIDADES PÚBLICAS: ALGO SE ESTÁ CONSIGUIENDO

Posted in enredillo by jgtejeda on octubre 18, 2008

Los parlamentarios que trabajan el Presupuesto Nacional 2009 acogen una propuesta de los rectores para incentivar la jubilación de los profes más vetustos de las universidades públicas (soy uno de ellos y con poca gana de jubilar, pero en fin, aquí lo que vale es servir a la patria)…. y además empieza a hablarse en círculos políticos con el lenguaje de los académicos, lo que es una novedad. Así Carlos Ominami:“hace mucho tiempo que estoy convencido de que el Estado es un mal dueño de sus Universidades, que no es posible que éstas funcionen sobre la base de un aporte público que no supera el 25% del total del financiamiento; que en la mayor parte de los países desarrollados este aporte a las Universidades Públicas supera el 70% ó el 80%”. Bien los rectores Zolezzi y Víctor Pérez.

DERRUMBE UNIVERSITARIO

Posted in enredillo by jgtejeda on octubre 15, 2008

El modelo de desarrollo chileno excluye a las universidades públicas. Éstas han quedado como un residuo del ayer, y por eso es que nadie que se precie piensa en ellas, ni en las políticas que debieran desplegarse para que sean (como en el pasado en Chile, como hoy en todos los países desarrollados) uno de los pilares del desarrollo, de la educación y la equidad. Las universidades públicas son pensadas como una desgracia que hay que corregir achicándolas, haciéndolas perder peso, legislando sólo en favor de las privadas, o tratando a universidades privadas y públicas como si fuesen las misma cosa o tuviesen un mismo rol. El débil lobby de los rectores encabezados por Zolezzi, de la Usach, para conseguir un fondo especial que permita reemplazar a muchos académicos que debieran pasar a retiro, está fracasando. Las universidades estatales tienen el pecado original de ser estatales, y el estado no está bien visto en Chile. Pero es preciso pensar también en que los derrumbes bursátiles de estas semanas han ocurrido precisamente porque se ha considerado que los privados son más confiables que el estado para mover el dinero. El derrumbe universitario no es tan sonoro como el de la bolsa, pero probablemente sus efectos sean más dañinos y perdurables. El modelo chileno es la alianza entre un mercado fuerte y un estado débil.

SAVATER: DECADENCIA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Posted in pillo by jgtejeda on octubre 11, 2008

FERNANDO SAVATER::::: El proceso de corrupción gradual de la escuela republicana sigue pautas que nosotros en España conocemos ya bastante bien: los reaccionarios de derechas que se oponen a la separación efectiva de la Iglesia y el Estado pretenden en cambio imponer la separación gradual del Estado y la educación. A este fin procuran presentar como una “modernización” cuanto favorece el crecimiento de la escuela privada, con un truco impecable: lograr que quienes compiten con ella desde lo privado, por medio de concertaciones, lo hagan con el apoyo de los mismos fondos públicos. Más hoy en EL PAÍS>>>>>>>>>>>>

NIÑOS OLÍMPICOS, AMAESTRADOS

Posted in enredillo by jgtejeda on agosto 23, 2008

En Beijing puede verse de pronto, entre los atletas, a un niño o niña con la musculatura tensa, hormigueando el párpado en un tic, con terrible seriedad en el rostro, esperando dar un salto o arrancar en una prueba. Y se pregunta uno si llevan esos niños una infancia normal donde el deporte juega el rol de una cosa más, o si se trata quizá de niños amaestrados o explotados por sus padres. El abuso infantil se relaciona casi siempre con los golpes o con el sexo, pero se evita hablar de los niños prodigio despojados de su infancia y convertidos en productos de éxito. Para llegar a Beijing habría que saber cuántas horas de entrenamiento se necesitan, y de qué modo ese programa interfiere en el cambiante mundo de la adolescencia. ¿Hay negocios detrás de estos pequeños campeones? No olvidemos que nuestros tenistas se convierten después del partido en anuncios publicitarios de Palta Haas, Toyota o VTR, y que el mismo destino de hombre-anuncio o mujer- campaña espera a Phelps, a los veloces jamaicanos y a las gimnastas rusas. ¿Se trata de entrenadores o padres proyectando sus propias insuficiencias personales a través de unos niños o niñas que ya no podrán recuperar jamás la niñez no vivida como corresponde?

FRIVOLIDAD Y EDUCACIÓN

Posted in normal by jgtejeda on agosto 22, 2008

Columna de Agustín Squella sobre los malos hábitos de nuestro sistema pedagógico: considerar que educación continua equivale a buena educación, apostar por la educación “entretenida”, creer que aprobar un ramo es un derecho humano, exagerar la importancia de las mediciones de calidad, etc. Squella tiene mente de hierro y estilo de terciopelo.

DIARIO DE UN PROFESOR: LECTURAS

Posted in profesor by jgtejeda on agosto 22, 2008

Hoy comienzo mi curso electivo en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. Figuran inscritos 22 estudiantes. Tras el pasado semestre, es mi segundo intento de abordar académicamente la lectura de textos literarios, y trataré de hacerlo vinculando la literatura con el diseño, esto es, buscando en los textos alusiones a la forma de las cosas. Pese a ser un lector avezado, no lo he sido jamás de manera profesional o académica, y lo que sé lo sé por casualidad, por acumulación, no por sistema. He sufrido pues estos días tratando de tapar los vacíos de mis lecturas relativas a la literatura griega, por ejemplo Homero me parece muy solemne, lo he leído transversalmente sólo, mi griego es de parvulario, etc…. Creo que debo buscar un tono no de catedrático, sino de persona interesada, e invitar a la juventud a entrar en ese bloque de fragmentos que es el mundo griego y romano…. de todos modos sólo haremos lecturas muy de pasada, un texto a la semana y son 16 semanas de curso, lo que me da unos seis textos de la antigüedad clásica…. Es para perderle el miedo y empezar a disfrutarlo. Como no tengo ayudante en este curso me he esmerado en hacer un sitio para el curso…. Estas cosas me divierten, la verdad.

NIÑOS, PATADAS, ABUSOS Y JARROS

Posted in ocurrencias by jgtejeda on agosto 18, 2008

PORTAL http://www.terra.cl _____ Juan Guillermo Tejeda Santiago (Chile) ________ Nos gusta hablar de educación a los chilenos. Somos un país con grandes tradiciones pedagógicas, con muchos expertos y con una profunda ley pasando por un trámite también profundo en el parlamento. Otra cosa sucede en la práctica cotidiana. Ciertos hechos nos señalan que algo inquietante está ocurriendo con los niños, y con los adultos a su cargo. En la localidad de Colina, Erna Rivera, de 26 años, provocó la muerte de su hija Paulina a combos y patadas porque la niña se resistía a leer un libro que le habían indicado en el colegio. ____En Calama, un padre mandó al hospital a su hijo de dos años tras darle un puntapié en la cara, por haberse orinado ____ Sabemos ahora del caso de la profesora Darrigrande, de un colegio de Recoleta, que ha sido acusada por la madre de un niño de 12 años de haberlo sometido a abusos deshonestos ____ en Viña, una profesora de inglés del colegio Eben Ezer , según las denuncias, mantenía amarrado con cinta adhesiva a su silla a un niño discapacitado de seis años que padece diaplejía espástica. MÁS AQUI>>>>>>

TODOTERRENO: FREDDY VS STEFANY

Posted in ESCRIBO by jgtejeda on agosto 10, 2008

(POR JGT, HOY, EN LUN) _______________ Notable es el diálogo que se desarrolló hace días entre el profesor Freddy Villalobos y la alumna Stefany Gatica, y que hemos podido conocer gracias a la radio antofagastina Perla del Norte.

Cuando, para ejemplificar, el educador se permite tratar a sus alumnos de pobres tras analizar unos quintiles socioeconómicos, Stefany, que se considera a sí misma de clase media, aborda al profe desde la displicencia. Lo hace en un estilo tipo María Música pero sin jarro, soltando un sonoro:-¡Yiaaa!. Contraataca el zaherido docente con: Si fuerai de clase media no estaríai en tramo B de Fonasa, si fuerai de clase media no seríai madre soltera, si fuerai de clase media estaríai pagando por la educación.

Muy duro. Madre soltera es igual a pobreza. Colegio público equivale a fracaso. Fonasa tramo B es para parias. Aparece ahí el estatuto real de lo que el país le asigna a quienes no hacen las cosas como la clase alta ha decidido. El profesor ha soltado lo que todos perciben y nadie dice. Pero Stefany no se deja amilanar y trata a Freddy de ignorante. El profe, dolido, retruca: ¿Ignorante? ¿Ignorante? Tengo diez veces más estudios que tú.

Por eso se cree superior a nosotros, responde la chica, a lo que Freddy asegura que es superior. Conocedora de la débil posición de los profesores dentro del agusanado jardín de los segmentos sociales chilenos, Stefany pone el dedo en la llaga: Es un profesor nomás, poh. ¡Qué miseria! Y pensar que en tiempos más honrosos ser un profesor era algo respetado, o así pensamos que era: un maestro, un ejemplo, un guía… Un profesor de hoy es alguien que alega mucho, gana poco, no se deja evaluar y sufre las lacras de un sistema municipalizado disfuncional. A Freddy, que es profesor y a mucha honra, se le escapan unos garabatos desesperados: Estoy hablando con la verdad y la verdad ¡puta que te duele, hueón! ¡Puta que te duele! Mira la situación en la que estái… y tú creí…

Usted igual, mírese, contesta Stefany. Usted tiene la media vida, poh, la media vida. La niña, que según la ley es niña (tiene 16 años) pero que en la vida real es madre, o sea que es un poco de cada cosa, se desmorona en llanto. Todo Chile censura hoy al profesor humillador. Pero lo que tenemos, en verdad, es un país humillador.

Gracias al celular de alguien de la clase hemos hecho una punción en las entrañas de la patria, entrando en el tejido humano que vive en carne propia esas leyes sobre educación confeccionadas por elegantes comisiones de expertos con doctorado. Freddy y Stefany habitan, cada cual a su modo, el ring de las carencias, la vergüenza de no ser. Tanto la alumna como el profesor son organismos vivos hostilizados y exasperados por un sistema que le mezquina a muchos lo que para todo ser humano es esencial: la dignidad.

Freddy y Stefany, los queremos a ambos. Nos avergüenza formar parte de un país humillador.

MONITOREAR A LA MOJADORA

Posted in pillo by jgtejeda on julio 17, 2008

DICE LA MINISTRA ACERCA DE MARÍA MÚSICA, SU MOJADORA:”Yo he pedido que no se le expulse, pero sí que sea acompañada durante su proceso de desarrollo de adolescencia. Las decisiones se van a tomar después de regreso de vacaciones, pero yo creo que la joven y muchos otros jóvenes que están viviendo una adolescencia agitada necesitan acompañamiento emocional y por lo tanto he pedido que se le ponga ese acompañamiento, ese monitoreo, esa ayuda, para que puedan procesar todas sus emociones, sus hormonas, su proceso evolutivo porque todos fuimos una vez adolescentes”. Hay algo desesperante en este modo de razonar, algo tan demócratacristiano, sin imaginación, de casita pareada, una cosa de misioneros de cerebros, que finalmente no es sino condescendencia: te perdono la vida aunque seas una descarriada, y te pongo la otra mejilla para que me la mojes. Siempre que te dejes monitorear. (Foto de la ministra antes de asumir el cargo)

LA FURIA ACUÁTICA DE MARÍA MÚSICA

Posted in ocurrencias by jgtejeda on julio 17, 2008

Publicado hoy en Terra: >>>>>>>>>>>>> María Música nos mira con sorna, y observa desde su rebeldía al país entero, un país que se ha ido haciendo a zurcidos y remiendos, sin lavar previamente la mugre que hay debajo del lavaplatos. El instinto de estos jóvenes y el resentimiento de los adultos se vuelcan en contra de un sistema que se olvida a menudo de las personas, y sobre todo de la dignidad de las personas. El no tomar en cuenta a los demás, el dejar que cada cual se las arregle como pueda, el negociado permanente entre grandes empresas o poderosos intereses para hacer las leyes ignorando a la sociedad civil es uno de los pecados mortales de la política chilena. No serán demasiado profundos los conocimientos de educación o de política de María Música ¿aunque se maneja- pero sí sabe de humillación y de desconsideración. Eso lo conoce por experiencia propia, por instinto. Educarse en colegios de pobres donde van los pobres para aprender a ser pobres es menos divertido que educarse en colegios de ricos donde van los ricos para ser ricos. Y ese es el tufo que despide el actual proyecto de educación: los ricos con los ricos, los pobres con los pobres. Calidad A para los que puedan pagar, calidad B para el resto. La primera lección de la educación chilena es que toda la cháchara oficial sobre igualdad de oportunidades, equidad y solidaridad es eso, cháchara. MÁS:>>>>>>>>>>>>>>>