juan guillermo tejeda

ALEGRES LLAGAS

Posted in cotidiano by jgtejeda on julio 22, 2012

Para mí que el afecto realizado o vivo, al que podemos llamar amor, también amistad, cariño, etc., supone tres cosas, eso voy aprendiendo a través de mis alegres llagas: una afinidad profunda, disponibilidad, y una actitud de respeto.

No podemos inventarnos (tampoco negar artificialmente) relaciones o afectos, es preciso esperar a que entre otra persona y uno brote esa cercanía o corriente natural a la que llamamos afinidad, o también enganche emocional profundo, una familiaridad o pasado individual que de pronto aparece milagrosamente como compartido, o complementario. Son escasas en la vida estas afinidades, pero están ahí, y son parte de nuestra identidad, de lo que somos.

La disponibilidad personal puede parecer algo menor, pero en verdad muchos afectos muy bonitos no logran desarrollarse o dar frutos debido a que uno de los implicados ha asumido ya algunos o muchos compromisos, o debe marcharse a otro lugar, o no le conviene por alguna razón, o pertenece a un medio muy distinto, o siente ambivalencias, o tiene miedo de su propia corriente amorosa, o ha experimentado anteriormente sufrimientos en situaciones similares,  etc. Alguien que en un tiempo tiene mucha disponibilidad puede tener menos en otro momento. El miedo profundo a ser abandonados o maltratados por alguien a quien nos entregamos suele ser motivo para que muchas veces no estemos disponibles..

Por lo que se refiere al respeto, se trata de un movimiento, de una actitud de no estar ni muy distanciado ni muy pegado, aunque sí cerca. El respeto depende de la mirada atenta hacia la otra persona (no la mirada penetrante o invasora) y pasa por  considerarlo en su condición de ser vivo y autónomo, guardando las debidas distancias. Se opone tanto a las lejanías de la burla, el desprecio, la descalificación, el etiquetado, el abandono, la expulsión, la omnipotencia, etc., como en sentido opuesto a la posesión, la dominación, la violencia, el insulto, el sofoco, la demanda imperiosa, etc., zona de control donde se suprime por la fuerza la distancia y la fusión resulta destructora. El respeto mantiene la plena identidad de ambos y precisamente por no empequeñecer uno al otro, por mantenerse cada cual en sus magnitudes y florecimientos naturales, tiene como premio el libre flujo del afecto y la creatividad en ambos sentidos del afecto, dar y recibir sin obligar. Aunque en el amor hay zonas o tiempos de fusión, esa proximidad máxima supone respeto, es decir la plena libertad de ambos para restablecer y graduar las distancias, para seguir mirándose.

Estos tres factores de lo amoroso están en permanente fluctuación, toda vez que somos seres orgánicos, cambiantes y limitados, con múltiples facetas que desarrollamos continuamente. Y además, a menudo, bastante ineptos. (…..lectura de El respeto o la mirada atenta, de Josep María Esquirol)

RICARDO III

Posted in cotidiano by jgtejeda on julio 16, 2012

y ahora
el invierno de nuestro descontento
se ha vuelto verano glorioso
bajo este sol de York
todas las nubes que pesaban sobre nuestra casa
están sepultadas
en lo más profundo del océano

van ceñidas nuestras frentes
de guirnaldas victoriosas
nuestras armas abolladas cuelgan de los monumentos
y las tensas llamadas de alarma
se han convertido en reuniones alegres
las marchas temibles
en compases de deleite

el guerrero de rostro adusto
ha relajado su rugosa frente
y ahora, en lugar de montar corceles con púas
para aterrorizar el alma de sus adversarios miedosos
corcovea ágil por la habitación
de alguna dama
bajo el sonido lascivo del laúd

pero yo, que carezco
de la debida silueta
para practicar estos deportes
o para seducir a un amoroso espejo
yo, groseramente estampado
y hambriento de la majestad amorosa
que uno necesita para pavonearse
ante una deseosa ninfa en movimiento
yo, privado de toda bella proporción
estafado por la naturaleza hipócrita
deforme, inconcluso, enviado
antes de mi tiempo
a este mundo jadeante
terminado a medias
tan penosamente y sin estilo
que los perros me ladran cuando me paro ante ellos
ay yo, en este debilitado tiempo de paz
no tengo deleite alguno
en qué pasar el tiempo
salvo el de espiar mi sombra bajo el sol
y comentar mi propia deformidad

y por eso, incapaz de mostrar
que soy amante
para entretenerme en estos días bien hablados
estoy decidido a mostrar
que soy malvado
odiando los placeres ociosos de estos días
he urdido complots, peligrosas inducciones
profecías borrachas, libelos, sueños
a fin de arrojar a mi hermano Clarence y al rey
en odio a muerte el uno
contra el otro
y si el rey Eduardo es tan verdadero y justo
como soy yo sutil, falso y traicionero
Clarence deberá ser hoy
estrechamente aprisionado
a causa de una profecía que dice que
J será el asesino de los hijos de Eduardo
sumergiros, pensamientos, en el fondo de mi alma!
que aquí viene Clarence…

(recién traducida, me ayudé de Astrana Marín, que sin ser muy poeta es acucioso, y de google translator of course)

FUSIÓN, DECEPCIÓN

Posted in cotidiano by jgtejeda on marzo 25, 2012

Imposible resulta relacionarse con el total de una persona o con nada de ella, ese es uno de los dramas o juegos más enigmáticos de la existencia humana.

Somos parte de los demás, los necesitamos, pero estamos condenados a ser solos, y es que pese a formar parte de la especie somos unidades irrepetibles. Establecemos entonces eso que modernamente se ha dado en llamar relaciones, y que antes se denominaban lazos de afectos, afinidades electivas, amores, etc. Pero, tal como un fotógrafo parte de la infinita realidad y selecciona de ella sólo el trozo que cabe en el encuadre quitando todo lo demás, o un dibujante, al revés, empieza a poner líneas en una hoja en blanco hasta establecer su dibujo, así también podemos nosotros, con los demás, partir de un abrazo total o ir muy de a poco, añadiendo afinidades.

Los enamoramientos, los matrimonios, las parejas, se inauguran casi siempre en unas horas o semanas de deslumbramiento mutuo, de fusión, y por tanto se compra al otro como un todo. Luego, en el día a día, la tarea es ir denunciando policialmente aquellas zonas que no coinciden, identificar y cuantificar las decepciones, lo que no llegó a ser como aquel rayo inicial de alguna manera prometía. Se pone de manifiesto con la práctica cotidiana, que aunque el amor estalló como un milagro, y sigue estando allí, lo que hay son dos seres solitarios acompañándose, haciendo lo posible. La pareja estable es, entonces, por naturaleza, un camino de decepción que va del lleno teórico al cada vez más vacío y disperso en la práctica. Similar proceso, aunque un poco de otra manera ocurre entre padres e hijos, donde el inicio del niño se confunde con el cuerpo de la madre y el hálito del padre, y su educación es un proceso de continua separación, hasta la autonomía. Con los años, el padre pasa de divinidad a viejo obsoleto. La madre, de vientre iluminado a controladora siempre frustrada. Con los maestros es parecido, la historia del discipulazgo es, lo dice Steiner, la de la admiración, el vampirismo, la traición. De la identificación entusiasta se pasa al rechazo, y el rechazo es estimulado por la necesidad de no fusionarse con otro, que eso da mucho miedo. En la amistad, en cambio, se define que la zona de contacto es una, sólo esa en principio, y la relación cesa cada vez que esa zona se abandona, retomándose al entrar nuevamente en ella.  Los jóvenes de hoy, entiendo, tratan de hacer del amor una modalidad de la amistad. Pero la amistad rara vez brinda esa sensación de totalidad que es propia del amor.

Por eso es que una y otra vez volvemos a querer fusionarnos en cualesquiera de sus modalidades, por mucho que sepamos que el amor es casi siempre un laberinto que tiende a convertirse en callejón, que las admiraciones llenas de generosidad se transmutan en rencores, etc. Y así seguimos.

APRENDIZ

Posted in cotidiano by jgtejeda on diciembre 16, 2011

Sobre amores, aprendo duramente aunque con entusiasmo aquello que no me enseñaron de joven. Los que te quieren también te odian, el odio es una forma envenenada de amor, el afecto huele bien cuando fluye, la demanda muchas veces toma formas de exigencia, los celos y el amurramiento palpitan más a menudo de lo que reconocemos, la entrega se paraliza por el miedo, dos satélites de los afectos son el orgullo y la humillación, la distancia es necesaria para estar cerca, la intimidad es un privilegio, el control es una modalidad pobre del afecto, la libertad es un gran lubricante, la mente lo único bueno que puede hacer es seguirle la corriente a las emociones, hay quienes se privan de amar y lo consideran un logro ascético, otros sólo logran querer entre angustias y mordiscos, los afectos tienden a perdurar pero al mismo tiempo son muy frágiles y jamás están asegurados, hay una modalidad corriente que es el amor añorado pero no vivido, y así es más fácil, dura más, aunque es muy triste, etc.

Tagged with: , , ,

VIVIR EL AMOR COMO UNA OBLIGACIÓN

Posted in cotidiano by jgtejeda on noviembre 5, 2011

es

una

maldición

SINÓNIMOS

Posted in afectos by jgtejeda on agosto 13, 2011

love antilove
admiración destrucción
convivencia sinvivencia
fusión separación
sonrisa ojo amarillo
tibieza corte a navaja
cena barricada

Tagged with: ,

ONFRAY: NI FALTA, NI PAREJA, NI DUALIDAD

Posted in afectos by jgtejeda on julio 31, 2011

Michel Onfray: ____ En el terreno del amor y de la relación sexuada, Occidente encuentra su rastro en las teorías platónicas del deseo como falta, de la pareja como conjuro de lo incompleto, del dualismo y de la oposición moralizadora entre los dos amores ____ Occidente, es decir el cristianismo, o el postcristianismo, vale decir nosotros, operamos respecto del amor en base a tres falsos axiomas, a saber: 1, que el deseo es falta, es decir que en otro tiempo fuimos seres completos hasta que alguien nos separó en dos, hombres y mujeres, condenados a buscarnos mutuamente en cuanto somos la parte faltante del otro; en la narrativa bíblica la falta es la culpa que proviene del saber demasiado y haber sido expulsados de la candidez primigenia, la del paraíso: seres tristes, pues, incompletos, expulsados, carentes. Onfray al pasar dice que el deseo es todo lo contrario de una falta: un exceso, y así lo he entendido yo siempre, un gozo a punto de producirse, y es que el apetito es la necesidad de dar, el deseo es un plus que nos hace irradiantes. 2, la pareja sería el milagro que nos hace superar para siempre (que no separe el hombre lo que dios ha unido) esa carencia, y así es que nuestra vida toma forma de esfera en que dos mitades se han unido, han ocurrido el perdón, el fin de la falta, y la fusión. Pero cuando deja de estar atormentado por la falta, el monstruo conoce la beatitud tonta y necia de los sujetos abandonados por el deseo: el impotente, el frígido, el anciano, el muerto… La pareja convertida en una bola autista y repetitiva es la fuente de la neurosis, de la sensación de enjaulamiento, de la desilusión. 3, hay dos amores opuestos, el corporal y el espiritual. Los platónicos, los curas y los moralistas más recientes nos llevan siempre a esta separación entre los infiernos de la carne perecedera y los cielos del alma inmortal, oposición que comporta finalmente una maldición contra la vida: sospecha, cautela, renuncia, tristeza, prejuicio, mentira, hipocresía, es decir, una sexualidad programática y segmentada. En contra de estas miserias dualistas, la vida es precisamente ese misterio dialéctico que surge de la materia y se afirma en ella, y discurre libremente, gozosamente, lúdicamente, en la libertad incierta. Grande Onfray. No olvido que su Tratado de Ateología se lo dedica a Raoul Vaneigem.

DESAFECCIÓN, REGRESOS

Posted in afectos by jgtejeda on julio 15, 2011

Algunas personas que consideramos por default cercanas, de pronto no lo parecen tanto. Disminuye uno las atenciones y todo queda un poco igual, con lo que presumimos que el afecto se ha ido enfriando o nunca fue lo que parecía. Es un proceso inconsciente, sin grandes contrastes, que impone su atmósfera: la desafección. Puede también, en algunos casos, que haya un ruido, una herida, algo que se pasaba por alto pero que de pronto aparece como imposible de no ser considerado, y que por la razón que sea no es objeto de revisión, queda como estaba y a partir de entonces cae la sombra sobre la, digamos, relación. Por el contrario y respecto de otras personas, después de un período de distancia o de reserva se encuentra uno con renovaciones del interés, nuevos hechos o energías de proximidad afectiva, de nitidez y calor. Es la infinita negociación de los afectos.

NEGOCIACIÓN AMOROSA

Posted in afectos by jgtejeda on julio 9, 2011

hay personas a las que queremos y nos quieren, es algo natural…. afición mutua sin más, inclinación, gusto, amor, descubrimiento, admiración, rendición incondicional, whatever. Sin embargo cada cual quiere a su manera, y necesita ser querido de un modo especial, por ejemplo físicamente, o semifísicamente, o en sociedad, o en la casa, o fuera de la casa, o conversando, o por las noches, o haciendo un trabajo productivo… La rendición incondicional muestra entonces sus límites, sus condiciones. Tan misteriosos como el amor son los modos del amor que cada cual tolera. Pero el amor al mismo tiempo es ciego y lo quiere todo, exigentemente, lo cual es, lo sabemos, imposible, o mejor dicho infantil. ¿Cómo disfrutar con el trocito palpitante  y siempre parcial de sí mismos que nuestros amores nos ofrecen? ¿De qué manera mezclar amor y tolerancia, fusión y distancia, entrega y salvaguarda de la propia identidad? ¿Cómo convenir los protocolos de soledad, de requerimiento, de intimidad, de seguridad que acomodan a ambos? ¿Cómo no morir arrastrados por esa corriente que a la vez necesitamos para seguir vivos? That is the question. Es la infinita negociación de quienes se quieren, de sus desacomodos brotan naturalmente los celos, las exigencias, los mutismos, las traiciones, las frialdades, los malos entendidos, las nostalgias…

AFINIDADES

Posted in afectos by jgtejeda on junio 27, 2011

son quienes tengo más cerca
siluetas en el vacío
enojo y amor revueltos
murallas de enredadera

el miedo es el centro inverso
del desencuentro amoroso
temor a que sea nada
dolor porque es demasiado

románticas olas negras
suspiros del ser interno
llamitas que nos devoran
indiferencia absoluta

la primavera en los ojos
provoca inviernos muy fríos
modestias contradictorias
metal rojizo en burbujas

identidades cruzadas
resplandores de oro ausente
le canto al aire del día
cada persona es un mundo

organismos palpitantes
quizá cabellos o gestos
afinidades al vuelo
casualidad de los genes

mientras me acerco me alejo
lo poco es mucho en la noche
estoy entero flotando
me duermo, no pienso en nada

HITS

Posted in afectos by jgtejeda on diciembre 24, 2010

el counter de este asqueroso blog marca 300.445 hits ___¿qué es exactamente un hit?  ¿cuál es la idea? ¿cuánto de esto se pierde en la galaxia, como se han perdido ya por ahí, quién sabe cómo, las moléculas de mi madre? ___ hoy es navidad, mi primera navidad de huérfano integral, ya maduro por cierto, los regalos esperan, hay una cena muy buena ____ miro hacia atrás el año, lo que aprendo es quizá que el amor está por todos lados y que su reverso natural es el miedo, mutuamente se alimentan: miedo al sofoco, miedo al abandono, y así basculamos, entre la huida y el control, entre el deseo y la frustración, entre el amurramiento y el abrazo, entre los celos y la confianza, entre la furia y la pena, llenos de un amor que no sabemos bien manejar y que se escurre en gran parte por las hendiduras de nuestra ineptitud ____ admiro a quienes saben mantener las distancias y las cercanías ____  do the right thing!

ESPACIO SIDERAL

Posted in afectos by jgtejeda on septiembre 29, 2010

las personas, incluso aquellas que se aman, igual que los planetas: flotan, giran, se atraen, se distancian, se oscurecen, se iluminan, se eclipsan, jamás se tocan del todo

Tagged with: , ,

MENOS Y MEJOR

Posted in afectos by jgtejeda on agosto 30, 2010

promesa mía de hace algún tiempo, anotada a mano en un cuaderno: voy a tratar de quererte menos y mejor

Tagged with:

SENTIR, PUESTA DE SOL, SEIS AÑOS

Posted in kunst by jgtejeda on junio 12, 2010

Coetzee, Verano: _____No sé si recuerda usted el movimiento lento, pero hay una larga aria de violín por debajo de la cual vibra la viola, y me daba cuenta de que John trataba de seguir ese ritmo. Aquello me parecía forzado y ridículo. De alguna manera, mi distanciamiento se comunicó a John. “Vacía la mente! -me sususurró-. ¡Siente a través de la música!”. ___ Bien, nada irrita más que te digan lo que debes sentir. Me aparté de él y su pequeño experimento erótico se vino abajo en un instante. ________________________________ another one_____ ¿Has leído el libro de Eugène Marais sobre el año que pasó observando a un grupo de babuinos? Dice que por la noche, cuando los monos dejaban de merodear y contemplaban la puesta de sol, detectaba en los ojos de los babuinos mayores los aguijonazos de la melancolía, el nacimiento de la conciencia incipiente de su mortalidad. ______ -¿Es en eso en lo que te hace pensar la puesta de sol, en la mortalidad?  –No, pero no puedo evitar que me recuerde la primera conversación que tuvimos tú y yo, la primera conversación significativa. Debíamos tener seis años. No ecuerdo las palabras exactas, pero sé que te estaba abriendo mi corazón, te lo contaba todo acerca de mí, todos mis anhelos y esperanzas. Y mientras tanto pensaba: “¡De modo que esto es lo que significa estar enamorado!”. Porque, permíteme que te lo confiese, estaba enamorado de tí. Y desde aquel día, estar enamorado de una mujer ha significado para mí ser libre de decir todo lo que siento.

Tagged with: , , , ,

BALLANTINE’S

Posted in cosas by jgtejeda on marzo 10, 2010

La vida plana lleva a desear las estrellas, en las estrellas escasea el aire, J me envía un párrafo glorioso, cada cosa ordenada artificialmente vuelve a encontrar su lugar desordenado natural, a punto de terminarme la botella de Ballantine’s 20 years que me dio A para navidad, teclados, en fin, un día de recogimiento activo y amor difuso

LE LOVE

Posted in normal by jgtejeda on abril 2, 2009

lelove

Tagged with: , ,

VENTAJA

Posted in pillo by jgtejeda on marzo 15, 2009

ventaja

Prospecto  resumiendo las ventajas de tener amistades con ventaja. Y yo que estoy de novio.

Tagged with: , , ,

AFINIDADES

Posted in normal by jgtejeda on diciembre 19, 2008

250px-caraglio_voyeurism

Divido mis horas de campo recién pasadas entre las actividades familiares, donar mi sangre a los mosquitos y la lectura distraída de Las afinidades electivas de Goethe en edición de letra pequeña y papel biblia. Novela muy visual, arquitectónica casi, en la que siempre se está no sólo describiendo el entorno de un castillo sino además previendo mejoras, obras, rediseños, etc.: el paisaje se debe educar, civilizar. Obra aristocrática, jerarquizada, donde “la gente del lugar” aparece como parte del entorno natural. Pero detrás de esas formas clásicas bulle la oposición entre lo que nuestra razón desea como organización familiar o social, y las oscuras fuerzas magnéticas de la atracción entre las personas. Interesant.

LA ROCHEFOUCAULD 2

Posted in normal by jgtejeda on junio 26, 2008

Hay gentes que no se hubieran enamorado jamás, de no haber oído hablar del amor.

Los griegos no tienen una palabra para lo que hoy entedemos como amor. Ellos tenían la filía (que es un cariño amistoso, una afición), o el eros (la atracción sexual). El amor es un invento probablemente medieval, un saco que contiene sólo bondades y ninguna maldad hacia el otro, y que además posee rasgos de incondicionalidad, eternidad, etc. Los más grandes propagandistas del amor son los curas y monjas, que han renunciado a él. El amor, así, resulta abrumador. Pero al mismo tiempo nos atrae, como nos puede atraer el paraíso, y tratamos de estar a la altura. Nos enamoramos para participar de esas dichas prometidas (que jamás se cumplen). Por otra parte, y al margen de lo que señala nuestro autor de máximas, el enamoramiento es un impulso animal que por un tiempo limitado pone a la pasión por encima de la razón, con el objetivo de salvar las diferencias y distancias que hay de un cuerpo a otro. Sin enamoramiento es difícil la cópula integral con la que se inauguran muchas sociedades amorosas.