juan guillermo tejeda

NIÑOS OLÍMPICOS, AMAESTRADOS

Posted in enredillo by jgtejeda on agosto 23, 2008

En Beijing puede verse de pronto, entre los atletas, a un niño o niña con la musculatura tensa, hormigueando el párpado en un tic, con terrible seriedad en el rostro, esperando dar un salto o arrancar en una prueba. Y se pregunta uno si llevan esos niños una infancia normal donde el deporte juega el rol de una cosa más, o si se trata quizá de niños amaestrados o explotados por sus padres. El abuso infantil se relaciona casi siempre con los golpes o con el sexo, pero se evita hablar de los niños prodigio despojados de su infancia y convertidos en productos de éxito. Para llegar a Beijing habría que saber cuántas horas de entrenamiento se necesitan, y de qué modo ese programa interfiere en el cambiante mundo de la adolescencia. ¿Hay negocios detrás de estos pequeños campeones? No olvidemos que nuestros tenistas se convierten después del partido en anuncios publicitarios de Palta Haas, Toyota o VTR, y que el mismo destino de hombre-anuncio o mujer- campaña espera a Phelps, a los veloces jamaicanos y a las gimnastas rusas. ¿Se trata de entrenadores o padres proyectando sus propias insuficiencias personales a través de unos niños o niñas que ya no podrán recuperar jamás la niñez no vivida como corresponde?

JÜNGER

Posted in normal by jgtejeda on agosto 13, 2008

Entro de a poco, remolonamente, en la novela de Ernst Jünger “El tirachinas”, cuyo título así traducido se entiende poco en el castellano que hablamos los chilenos. Es un relato sobre la adolescencia, una adolescencia sensible y extremadamente insegura…. El texto me va envolviendo y me recuerda lo que yo viví en esos años que no son nada claro y que sin embargo deciden tantas cosas. Cada mañana el miedo lo oprimía como si las correas de su mochila le agarrotasen el pecho. Tenía que respirar más hondo y, sin embargo, no le entraba aire…. Lo indefinido lo había angustiado ya a temprana edad, quizás debido a la falta de madre…. En cambio Teo, el modelo a imitar, el adecuado, un muchacho abusón pero sin duda superior… Se había desarrollado bien: talla de adulto, vestido a la inglesa, el cabello cuidadosamente peinado….Ya no era un adolescens, y todavía no llegaba a barbatus. Un poco la sensibilidad que luego desarrollaría con toque cubano y homoerótico Lezama Lima… Y también: Teo se puso su pijama. Desnudo daba la misma impresión de naturalidad y desinhibición que vestido; no se advertía la menor diferencia en sus movimientos….. Trama sutil, hecha de detalles, donde asoman las turbiedades de la edad, el ir y venir de la propia identidad, y la fuerza que lentamente despunta desde el interior irrumpiendo en la propia piel. Jünger es de esos alemanes a los cuales la tierra y el bosque “les hablan” y escuchan voces, un poco al modo de Heidegger. La voz del bosque alemán se escucha con buen sonido desde la oreja nacionalista o incluso nazi, y Jünger la tuvo, aunque manteniendo sus distancias… quizá por eso no lo había leído. Interesado ahora por su flujo mental, fui a Metales Pesados a comprame dos cosas más de él, un relato sobre sus experiencias en la Legión Extranjera (hasta ahora decepcionante, descriptivo y sin viaje interior) y unos diarios de cuando tenía 85 años. Otra recomendación del Mono Olivárez, me hizo falta poder llamarlo… (E.Jünger, El Tirachinas, Tusquets, Barcelona, 2001)

MONSTRUO ADOLESCENTE

Posted in normal by jgtejeda on agosto 6, 2008

DE CHESTERTON: El paso de la niñez a la pubertad y la misteriosa metamorfosis que da como resultado ese monstruo que es el adolescente….(aquí me salto un trozo en que habla de otra cosa)… La pubertad es algo de lo más complejo e incomprensible. Incluso cuando uno la ha pasado, no puede explicarse qué era. El hombre nunca puede llegar a comprnder al muchacho, a pesar de que también él haya sido un muchacho. A eso que una vez fue un niño le crece por todos los sitios una especie de protección espinosa como pelo; una dureza, una indiferencia, una curiosa mezcla de inesperada energía sin objeto y una disposición a aceptar las convenciones. (G.K. Chesterton, Autobiografía, El Acantilado, Barcelona 2007, trad. de Olivia de Miguel)

MAMÁ ES NARCISISTA, PAPÁ ES BORRACHO

Posted in normal by jgtejeda on junio 6, 2008

“Running with Scissors” es el raro título de una película que dieron dos noches atrás en HBO. Se trata de la niñez y adolescencia de Augusten Burroughs, un escritor neoyorquino que se decidió a contar lo que recibió como educación. Mamá se cree poetisa aunque es más bien una psicótica que detesta a su esposo, descuida la casa y usa al niño para ser amiga de él cuando no hay otras amistades a la vista. El niño (7 años) se siente halagado porque su madre es artística y amiga suya. Papá los abandona. Caen ambos bajo el dominio de un psiquiatra que además de loco es aprovechador, aunque imaginativo. Es transferido el joven Augusten, adolescente, a vivir en el caserón del psiquiatra, con la familia de éste, donde hay un árbol de pascua que lleva allí tres años y los platos jamás se lavan, etc. La madre se ha deshecho de él… En fin, al niño o joven -que no va al colegio- le da por hacerse peluquero, la madre se hace lesbiana, la casona del psiquiatra está siempre a punto de ser embargada, un paciente esquizo inicia al joven en la vida homosexual y finalmente el compadre se larga a vivir a Nueva York. Padres hippies, madres narcisistas, papás alcohólicos, psiquiatras frescos, sexualidades locas, compromisos parentales no cumplidos, niños abandonados, una educación del todo freak… ¿quién responde de las infancias dañadas? La verdad es que nadie. Colegios y familias suelen ser muy estrictos -o descuidados- con los niños, pero ese rigor -o descuido- no se lo aplican a sí mismos. La niñez es la única etapa donde uno se ve obligado a jugar con contrapartes que lo dominan completamente. Si las cosas van bien, la infancia es un nido feliz, si van mal, es una cárcel de alta seguridad: ante cualquier infortunio de la vida hay algo que podemos hacer; en la infancia la sala de máquinas la dominan (casi siempre de manera arbitraria) las madres, los padres, los profes, los mayores. Película no sé si buena o no buena, pero que refleja algo de lo que he visto.

Amigos

Posted in normal by jgtejeda on marzo 8, 2008

Foción había desaparecido, Fronesis también, por motivos muy diversos, pero era lo cierto que la sucesión de los días, por esas dos ausencias, una conocida por Cemí, la otra, la de Fronesis, totalmente desconocida, había comenzado a pesar en una forma excesiva sobre los últimos años de la adolescencia de Cemí. Los amigos como Fronesis y Foción, son tan misteriosos y raros como el zorro azul corriendo por las estepas siberianas. Pero todavía es mucho más difícil su encuentro, pues no dependen de una búsqueda, de una venatoria por la ciudad, llegan como una aparición y se van de una forma indescifrable. Causaron al principio de su trato, la impresión de que eran una compañía para siempre, cuando despertamos, ay, ya no están, se sumergieron en una fluencia indetenible, no los podemos rescatar, ya no contestarán a nuestra llamada, aunque nuestro gusto más soterrado les pertenecerá para siempre. (José Lezama Lima, Paradiso, Ed. Fundamentos, Madrid 1974, p. 376)