juan guillermo tejeda

A DAR VARILLAZOS, QUE ESO ES VIDA

Posted in cotidiano by jgtejeda on abril 5, 2012

Tim Robbins ____ La situación actual es casi peor que la que describe Orwell en su libro. La gente hoy en día, por ejemplo, ha optado por renunciar a su privacidad. Todos vamos con un aparato de localización encima a todas horas. (Lo dice enseñando su teléfono móvil). Nosotros mismos le permitimos al Gran Hermano tener el poder. Cada vez que no dices o haces algo porque crees que puedes tener problemas por hacerlo, le estamos dando el poder. El poder, el control se consigue con intimidación y miedo. Y uno de los lugares por los que recibes ese mensaje de odio e intimidación es la tele. Constantemente estamos recibiendo mensajes para vivir en el odio. ____ Robbins explica en esta misma entrevista de El País que dejó de ver la tele, la quitó de su habitación. Yo hice lo mismo hace ya meses… ¡Hello Tim! Pero a lo mejor vuelvo, por ahora estoy bien así. Recuerdo cuando hace unos años aparecieron los celulares (móviles) me parecía atroz estar localizable todo el tiempo, la ciudad era un espacio en el que yo me perdía. Hoy no se pierde nadie, ni se pierde nada, todo queda registrado. Imposible imaginarme la vida sin mi iphone. No sé si hay un Gran Hermano, lo que percibo son redes, hermanos difusos que pueden echarte a los lobos en cualquier momento. Los lobos son el poder mediático, las redes sociales, la turba enardecida que no atiende a sutilezas, y la población que acepta por mayoría simple que las minorías sean aplastadas. Hay minorías de todo tipo, nos gusten o no nos gusten. Un abogado que se llama Jorge Reyes y defiende siempre a los grupos más ultraconservadores dijo ayer un par de cosas que no favorecen a Daniel Zamudio, el joven brutalmente asesinado por una pandilla. Escribí un texto muy sentido a favor de Daniel sobre los prejuicios que llevan a estas atrocidades, lo digo para que no crean, etc. Escuché la grabación del abogado, y es más bien insinuante, no hay nada realmente directo salvo un par de datos que es cuestión de comprobar. Parece que no le gustan los homosexuales.  Supongo que la población chilena en su conjunto, que hasta hace pocos meses era claramente homofóbica, y el parlamento chileno, que ha sido siempre homofóbico, nuestra asquerosa y profunda historia de discriminación y etiquetado sexual, no habrán cambiado radicalmente, quiero decir que este Reyes tiene más gente como él. Por decir lo que piensa, que para mí es una tontería, una desconsideración, Reyes fue despedido de su trabajo estatal en Concepción, donde asesoraba en algo legal. Como dicen los medios, twitter se indignó, saltó, se puso a mil. ¿Quién es exactamente twitter? Twitter es algo a los que los políticos le tienen miedo, y con lo cual los periodistas se excitan. Es un orientador del sentir popular. Más allá de este caso, lo que se abre es un escenario en el que cuando alguien, Reyes o no Reyes, diga algo que piensa pero hace saltar a twitter, será represaliado. Es la tolerancia cero con la intolerancia, no sé a qué puede conducir algo así. Yo estos usos los asocio con el fascismo, con el pensamiento único y por decreto. La libertad de expresión es una de las señales más vivas de que en una sociedad la tolerancia existe. La vía normal para enfrentarse a expresiones poco tolerantes sería que si Reyes ha cometido un delito con sus dichos, y las formas delictuales de expresión pública están tipificadas, es cuestión de esperar una sentencia, entonces quizá carecerá de las condiciones para ser contratado por el estado, que sobre eso habrá normas. Sacar a una persona de un trabajo porque dijo algo, aunque sea un desatino, una opinión que irrita a twitter o a la mayoría, alguna expresión que es intolerante, etc., abre la puerta a un escenario donde según lo que la gente diga, más allá de cualquier norma, puede sufrir represalias. ¿Qué es lo que se puede y no se puede decir? ¿Quién decide? Varios de los políticos hoy indignados con Reyes por discriminatorio, entre ellos la gente de gobierno, han sido muy poco tolerantes en otras cosas, muy discriminatorios, por ejemplo defendiendo la dictadura con gran entusiasmo. Ahora lo condenan y represalian por los votos, para subir en las encuestas, para que los twitteros se calmen, no sé si por convicción. Bueno, no sé bien qué tiene que ver esto con lo que sostiene Tim Robbins, pero algo debe de haber. Para Félix de Azúa, lo políticamente correcto es el fascismo contenporáneo. Pasamos de ser una sociedad donde se castigaba a la gente por ser homosexual a una sociedad donde se castiga a la gente por manifestar sus resistencias a ser más tolerantes en este tema: lo que no cambia es el ansia por castigar. Seguimos siendo castigadores e intolerantes, pero ahora en nombre de la tolerancia. Lo que no cambia es el placer de castigar. A dar varillazos, que eso es vida.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. paolo said, on abril 7, 2012 at 8:43 am

    que una persona tenga el derecho de emitir su opinion no significa que tenga el derecho de caerle bien a los demas, fascismo es querer obligar a que la opinion de alguien te parezca sensible, atinada, humanitaria, una opinion puede ser legitima pero no por eso agradable.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: