juan guillermo tejeda

EMO

Posted in cotidiano by jgtejeda on diciembre 10, 2011

Al conversar con distintas personas veo que aunque muchos dicen valorar lo emocionante y lo emotivo, finalmente las emociones no son populares. Es más, hay gente emotiva muy intolerante con las emociones de los demás. Yo me esmero ahora por percibir mis emociones, que muchas veces paso por alto, me enseñaron a no hacerles caso. Es agradable sentir en colores lo que uno está sintiendo.

Creo que lo que uno siente tiene valor, y es una guía para la acción aunque resulte un insumo cambiante y efímero. Las emociones se presentan simplemente en el ánimo, son destellos o burbujas de miedo, enojo, entusiasmo, tristeza, alegría. Son por naturaleza pasajeras y parciales. Pero muchos las entienden como estables y totales, como si fueran fuerzas invasivas que no se detienen ante nada. Así es que no lo dejan a uno estar enojado (qué horrible la agresividad), ni entusiasmarse (cuidado con la excitación), ni tener miedo (huy qué horror), ni estar triste (tienes que tomar un antidepresivo), ni siquiera alegre (andas demasiado contento, me da lata). Buscan la perfección emotiva, que consiste en una emotividad cero.

Prefiero enojarme con alguien y después pedirle disculpas si me he expresado de manera inadecuada, o entristecerme y llorar, a seguir observando desde lejos lo que siento. Pero no sé si los demás están de acuerdo con este modo.

Lo que yo veo es que casi todos actúan a partir de sus emociones, sólo que no lo dicen y envuelven el miedo o el enojo, etc., en argumentos metalizados y perfectamente racionales. Cuando uno desmonta esos argumentos con razones, aparecen nuevos motivos, nuevos blindajes, y el fin es siempre el mismo, porque se está razonando a partir de emociones, que en estos casos en lugar de fluir y sucederse se quedan pegadas. El odio a los diferentes es eso, nazis y neonazis, etc., pegados en emociones primarias. Casi todos los debates se desarrollan aparentemente mediante la razón, pero dependen en verdad de emociones que no han sido identificadas y se quedan encalladas.

Seguiré con mi sistema aunque no sea muy popular, quizá lo haré más calladamente todo, yo confío en lo que siento, no hay nada malo en ello, las emociones son reacciones primarias en flujo constante y que forman parte de un todo orgánico. Mientras más se disfrazan más persisten, hasta solidificarse. Estoy dispuesto a ser contradictorio, al final uno sabe que hay una línea y una decencia integral en el propio actuar.

Tagged with:

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. paolo said, on diciembre 11, 2011 at 10:50 pm

    estoy totalmente de acuerdo contigo, incluso diria que soy emo tambien y no entiendo eso de tratar de estar calmo o en paz, uno está como está, con el tiempo he ido aprendiendo que es tb un sistema que resulta, sólo hay que trabajar en el…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: