juan guillermo tejeda

GASOLINERA

Posted in cotidiano by jgtejeda on agosto 28, 2011

A las 2 de la tarde de un sábado paso a una gasolinera de aquellas completas a devolver unas películas y a comprar pan y unos tapsines para C, voy rápido porque viene gente a almorzar a casa. Las marraquetas están tibias y fragantes. Mientras espero para pagar observo las modernas mesas de metal, hay cinco hombres solos comiendo, uno con aire fúnebre, otro leyendo, el tercero con la mirada tratando de encontrar a alguien, a algo, etc. Loosers, se me aparece en la mente, no quiero ser uno de ellos. Deben no tener a nadie en casa. Casas sin orden, sin tiempos marcados. Le comento al día siguiente, domingo, a C y a D esta escena, concluyendo yo, no sé sin con razón, que para las mujeres estar solas es una parte de la vida y saben llevarlo muy dignas, en tanto que para los hombre estar solos es vagar perdidos en las tinieblas. Despejamos la idea de que los h buscan a una camarera, como sugiere D, aunque según yo siempre es grato que te atiendan. La mujer trae consigo el sentido de la realidad, de los detalles, de los ritos, la tibieza de la tierra. La hija de D no sabe estar sola, pololea mucho, dice ella, más de lo que la muchacha misma querría. Observo a C, cuando ella no está la casa se disuelve y carece de sentido. Salir con otra gente es atractivo, uno aprende mucho, etc., le digo, pero es seguir solo en compañía. Tú eres el sistema de raíces que tengo para estar en el mundo, no sé si te gusta servir para eso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: