juan guillermo tejeda

BUCK MULLIGAN

Posted in literario by jgtejeda on julio 13, 2011


Majestuoso, el redondo Buck Mulligan apareció por la escalera, trayendo un pote lleno de espuma sobre el que un espejo y una navaja de afeitar se cruzaban. Un batín amarillo, desatado, ondulaba suave a su espalda en el aire apacible de la mañana. Elevó el pote y entonó:
-Introibo ad altare Dei.
Se detuvo, escudriñó la escalera oscura, sinuosa y llamó rudamente:
-¡Sube, Kinch! Sube, jesuita miedoso.

mi lectura del Ulises más que avanzar se repite o se hunde en el texto, sea en castellano o en inglés, que no entiendo bien ninguno. Este inicio es siempre grato, y lo ensayo mucho. Buck Mulligan, el frágil pero rudo Dedalus, el torreón Martello, el mar…Después suelo ir al capítulo de la biblioteca sobre Shakespeare, creo que es el 4º, una gozada de repetición infinita. De ahí a Sh., entonces ya estoy dormido y mi alma o lo que sea eso vaga por el purgatorio…

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Diego Barrenechea said, on julio 17, 2011 at 5:37 pm


    A todos nos pasa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: