juan guillermo tejeda

LEVE DESPRECIO POR LA EDUCACIÓN

Posted in ocurrencias, profesor by jgtejeda on junio 5, 2011

Chesterton __________ Without a gentle contempt for education, no gentleman’s education is complete. Noto que con los años regreso un poco a posiciones más conservadoras, las que tenía de niño creo, y entre ellas la de admirar la educación aristocrática o de caballeros. O sea que un caballero no andaba sacando magísters ni doctorados como loco estudiando por las noches, después de la universidad, ni siquiera necesitaba otro título que el de su familia. Tampoco era correcto, en esa perspectiva, especializarse tanto como para terminar cosiendo aortas o chequeando puentes, y en eso coincidía la tradición señorial europea con la de los ciudadanos griegos, que no veían en los trabajos prácticos nada demasiado honroso. No voy a entrar ahora en la parte atroz de la lucha de clases (la conozco bien como chileno que soy) ni en los abusos del machismo (gruffff), sino que quisiera rescatar la espuma de la cosa, o sea que entre caballeros había que saber de todo un poco pero nada del todo. El dilettantismo, que le llaman los italianos, es el secreto de una buena educación: literatura de la mano de los clásicos con un poco de griego y latín, saber distinguir entre buenas y malas ediciones, a los autores de cabeza libre; arte y quizá algo de buen gusto por las colecciones de la casa que se supone que la familia conserva, jamás por ir a un museo o a una galería que eso es de clases medias burguesas; equitación porque hay caballos en el campo; esgrima y artes de la caza, por lo que pueda suceder; boxeo, un poco, para divertirse y de repente aforrar un par de combos a los imbéciles que se nos cruzan; saber beber alcohol, conquistar mujeres, seducir, bailar sin exageración; amistades, con la debida pasión y desdén; elegancia, la natural, con ropa de buen corte tradicional o novedosa; viajes, evidentemente, y algunos idiomas; modales, buenos y malos, de los dos; alguna afición rara como la astronomía o la navegación a vela; escritura, por cierto, para componer un par de libros a publicarse en tiradas pequeñas, para los amigos y gente top; afición a la política desde el lado conservador o liberal, quizá radical, tal vez revolucionario, lo que sea hecho siempre con pasión y alegría; piano o violín para pasar las noches de tristeza; gastronomía y demás señales de hedonismo, que la vida es apenas un rayito de luz dentro de dos espacios negros infinitos; una manera bien plantada de caminar y de mirar, de hacer las cosas; y todo ese saber tratándolo como de costado, sin darle mayor importancia, despreciándolo un poco según aconseja Chesterton… Bueno, para qué decir que cada una de estas cosas es hoy prácticamente impensable. La educación se ha convertido en una industria situada por cierto fuera de casa, y en manos de instituciones a cargo de presuntos especialistas. Se impone lo utilitario en lugar de la curiosidad generosa. La persistente pregunta de los demás de a qué se dedica uno y cómo nos está yendo, la necesidad de conquistar un estatus y atrincherarse en él en lugar de tenerle amor a la experiencia, lo políticamente correcto en vez de la tolerancia a lo que uno siente y piensa (saber convivir con el propio deseo), el imperialismo vegetariano de los estudios de género en vez del colesterol orgánico de lo humano, y el coincidir todos en que la educación es una mercancía, una escalera para el éxito, disuelven por el aire las últimas moléculas de una formación humanista centrada originariamente en la persona. Proximidad de Terencio: Homo sum, humani nihil a me alienum puto (nada humano me es ajeno), de Montaigne Une tête bien fait vaut mieux qu’une tête bien pleine (una cabeza bien ordenada vale más que una cabeza bien llena). Mi experiencia es que el sistema educacional (el que sea) será siempre un sistema más, en tanto que la educación es finalmente tarea cotidiana nuestra, de cada cual, y de quienes nos tienen afecto. Educarse es una actitud, un modo de estar más que ir a clases de algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: