juan guillermo tejeda

HAPPY / NESS

Posted in pillo by jgtejeda on marzo 25, 2009

alesandro-di_mariano_1480

Aprendemos a armarnos para resistir a la infelicidad. Sabemos caer y levantarnos, nos lo enseña la vida. Pero ¿y si nos toca ser felices? ¿Estamos listos para volar? Cuando llega la felicidad nos da vértigo, y quizá nos parece más razonable seguir reptando en la vida de siempre. O sea que estamos armados para resistir, también, a la felicidad.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. delamaza said, on marzo 26, 2009 at 12:49 am

    Estoy en desacuerdo mi manera de ver las cosas es que si a uno le toca ser feliz es capaz de disfrutarlo e incluso si es que tiene la oportunidad, de permear a las otras personas, porque es cierto uno tiende siempre a ver lo malo de las cosas, pero hay quienes disfrutamos lo bueno de la vida.

  2. Dijon said, on marzo 27, 2009 at 8:34 pm

    Díficil el tema de la felicidad. Muchos dicen ser felices cuando no hacen más que tapar la cantidad de motivos por los que sufren diariamente para hacer el día a día más llevadero y aunque se les vea en el rostro las huellas de la tristeza dicen, convencidos: “soy feliz”. Y tal vez sea cierto. Tal vez en el fondo la verdadera felicidad incluya como una botica dosis y muestras de la infinitud de la vida, sufrimiento, dolor, cansancio, hartazgo, esperanza, experiencia, fortaleza, vigor, inocencia y curiosidad. Un poco de todo.

    Tal vez la verdadera felicidad requiera estar dispuesto a asumir la responsabilidad de sí mismo, y buscarla diariamente, minuto a minuto hasta que se transforme en un estado constante si es que eso es posible. Tal vez… porque lo que es yo, no puedo asegurar con totalidad que soy feliz. Soy feliz con todo lo que tengo, todo lo que he vivido y todo lo que ha contribuido a formar este efímero pedazo de individuo que soy. Pero mientras siga existiendo faltará algo. Tanto por recorrer, tanto por vivir, tanto por construir para aportar a este entramado que es la vida en comunidad. Además se suma el hecho de que aunque la mayoría de las veces me paso por las asentaderas a mucha gente, hay algunos con los que, con su infelicidad, desgracia, o problemática, mi extraño corazón se siente incómodo. No puedo ser feliz si alguien que me importa no lo es o no está en camino a serlo. O si?

    Y para finalizar, creo que mucha felicidad aburre también. O sea… llegado un punto dices :”Listo. Lo logré. Soy feliz” … y al otro día te despiertas donde mismo, ya no tan feliz y vas a buscarte un problema para paliar el aburrimiento o buscarte un nuevo significado para lo que en verdad verdad es ser feliz.

    Desarmémonos como nos plazca. Happy mess.

    Saludos fraternales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: