juan guillermo tejeda

APUÑALAR A LA PROFESORA

Posted in pillo by jgtejeda on marzo 3, 2009

polyalthea_malasia

EN MI BLOG EN TERRA, ALLÍ ESTÁN ADEMÁS LOS COMENTARIOS>>>>>

Es inaceptable que una profesora sea apuñalada en clase.

Lo normal era que los niños más rebeldes o más ariscos le hicieran tal vez algún gesto al profesor cuando éste se daba vuelta al pizarrón. Quizá en una sala de clases con docentes poco hábiles y estudiantes subidos por el chorro pudiera darse un ambiente de bullicio, de avioncitos volando, en fin. Pero hete aquí que uno de nuestros jóvenes, un alumno de 16 años al que se describe como tímido e introvertido, ha sacado un cuchillo para atacar a su profesora de inglés, clavándoselo varias veces en el cuerpo. La delincuencia en su peor versión, la de la violencia sangrienta, ha entrado a los colegios chilenos. Fenómeno mundial, la criminalidad escolar nos deja sin habla ahora en Chile.

Uno no puede dejar de pensar en la jarra que María Música le tiró a la ministra de educación hace algún tiempo, o en el célebre video porno de Naty. En estos tiempos globales y de información difusa los niños presentan rasgos aislados de adultos, precocidades que nos aturden. Pensamos entonces en las series de televisión o en los videojuegos, cuyo éxito es directamente proporcional a la sangre que chorrea por la pantalla. En los hogares disfuncionales de padres ausentes. En una pedagogía permisiva y medio hippy, sin autoridad, donde nadie se atreve nunca a fijar límites. En unos métodos de enseñanza obsoletos que los niños desprecian mientras suben material a internet o se visten a la moda. En una formación que a menudo se deja sólo en manos de los colegios, sin que las familias, los medios de comunicación o los vecinos asuman su cuota de responsabilidad, que la tienen.

Hay momentos para comprender, y hay momentos en que es preciso sancionar con firmeza. Las dos cosas forman parte del proceso educativo, y sacarle el cuerpo a cualquiera de ellas nos llevará a lamentarlo después. Desgraciadamente en educación, en Chile, estamos en el peor de los mundos: ni comprendemos de modo adecuado a los jóvenes, ni logramos tampoco imponer la autoridad.

Que estos hechos ocurran es una llamada de alerta, que hace imperativo aplicar con severidad las sanciones del caso. Al mismo tiempo, es preciso revisar qué formación, qué ejemplos, qué tipo de escolaridad le estamos dando a nuestros jóvenes para ver si no hay allí causas lejanas, olvidos, descuidos, torpezas, inequidades, que hacen posible hoy lo que antes era impensable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: