juan guillermo tejeda

ME GUSTA TRANSANTIAGO

Posted in enredillo by jgtejeda on febrero 11, 2009

abildgaard_nightmare

Un poco para picanear le puse este título…. y por salir de la onda de pensamiento único, opinión única, que la derecha ha impuesto sobre este tema: si uno no dice que el sistema es una mierda te crucifican. En fin, en mi blog de terra dije lo que pienso, que a lo mejor no es gran cosa, ni tiene tantos partidarios, pero finalmente es mi opinión. Inicialmente me vapulearon (a mí, no a mi opinión, porque ese es el estilo intimidatorio que está de moda) pero luego ví que muchos se sintieron aliviados y creen que era indispensable aplicar el sistema, que éste tiene aciertos, y que para resolverlo de fondo es necesario estatizar más y dar más poder a los santiaguinos_____________

ME GUSTA TRANSANTIAGO _____ Aunque muchos aleguen y se enojen por sus defectos, me gusta Transantiago. El sistema cumple ya dos años. No me cuadra el que los ciudadanos de Santiago nos comportemos como clientes insatisfechos. Nosotros no somos los clientes del sistema, somos los dueños. Santiago no es una empresa, es una ciudad. Los políticos no son gerentes ni vendedores, sino administradores de nuestra voluntad.

¿Y cual es nuestra voluntad? Si lo que queremos es un sistema de locomoción moderno, eficiente y articulado como el que tiene cualquier gran ciudad desarrollada, eso hay que pagarlo. Y se paga con impuestos o con tarifas, porque la magia no existe. O sea que cuando se habla de “pérdidas del Transantiago” no son pérdidas, es el costo de un sistema.

A lo mejor queremos regresar a las micros amarillas, un sistema eficaz para una ciudad tercermundista y para una sociedad asquerosamente clasista: los rotos con los rotos, los cuicos con los cuicos, y todo a la manera salvaje, degradando la ciudad.

Había que meterle mano a la locomoción en Santiago. Y en eso el Transantiago ha sido un acierto. Era necesario un sistema articulado que permita pasar de bus a metro con la misma tarifa, y la tarjeta BIP es un alivio para los pasajeros y para los choferes. Es primera vez en la historia que comienza a haber paraderos decentes e información al usuario. Es preciso seguir adelante.

Lo que no ha funcionado arrastra dos razones de fondo. Una, creer a la manera neoliberal que los servicios públicos deben estar siempre en manos de privados. Esta premisa ridícula, exclusivamente chilena, desemboca en servicios ineficientes donde nadie está contento y donde el bienestar de las empresas no coincide con el de los ciudadanos. Dos, que Santiago carece de un alcalde mayor y demás autoridades metropolitanas que se ocupen del tema con firmeza y coherencia, como se hace en las grandes ciudades del mundo desarrollado. En ninguna parte el transporte de una ciudad de seis millones de personas está en manos de ministros o de empresas.

Lo que hace falta es más estado, más gobierno urbano, más empresas como el Metro, que sean modernas y orientadas al servicio público. Más calidad de vida para la ciudad. Y menos lloriqueo.

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cecilia said, on febrero 11, 2009 at 10:29 am

    Ciertmanente que el sistema ha mejorado, quedan muchas cosas aún que hacer y es de largo alcance. Deberímos ser más positivos y tener una actutud màs solidaria y comunirtaria para subir a los vagones del metro que en esta època son una sauna, pero confío en que irá mejorando. Otra cuestión relevante es considerar si en el centro ha dismunido la contaminación acústica y smog, por lo menos yo veo algunos avances.

    Saludos Cecilia

    No hay que dar tanto crédito a los medios de comunicación que hacen campaña con la derecha para encontrar todo tan malo que no quede otra cosa que votar por ellos. Yo por lo menos no lo haré jamàs

  2. michael said, on febrero 12, 2009 at 8:06 am

    cambiar la ACTITUD QUEJUMBROSA DE MUCHOS CHILENOS

  3. chileno said, on febrero 13, 2009 at 4:19 am

    Claro que la actitud quejumbrosa de los chilenos hizo cambiar el sistema de las micros amarillas por el desastre del transantiago. Con toda la plata que le han metido al transantiago, se pudieron hacer paraderos nuevos con las mismas micros amarillas, tarjeta bip con las mismas micros amarillas. Y tendriamos un sistema mucho mejor sin haber vivido el infierno del metro atestado de gente o las largas esperas con la esperanza que pase alguna micro o que pare dicha micro.

    Saludos guillermo un buen blog para visitar.

  4. paolo said, on diciembre 14, 2011 at 10:41 am

    en las micros amarillas vi de todo, peleas con bats de beisbol, señoras pagando el pasaje con tacos mientras la micro corria con las puertas abiertas, accidentes, choques, carreras, no entiendo como hay gente que puede defender las amarillas, son locos parece o refleja la locura de esta sociedad, hasta se enojan cuando les dicen eso, hace tiempo vengo pensando que nuestra sociedad esta habituada a la infelicidad, al sufrimiento, y ser infeliz es la norma, todo lo que sea amargo, incomodo, desgradable es bienvenido, la felicidad se rechaza

  5. paolo said, on diciembre 14, 2011 at 10:42 am

    la felicidad se repele como la peste


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: