juan guillermo tejeda

NUEVOS DELITOS

Posted in normal by jgtejeda on enero 2, 2009

incendiary-texts-1-01

Me crié en un mundo donde los mayores le daban a veces un par de correazos a los niños (mi amigo G llegó una tarde con la cara marcada en rojo por el cinturón de su buen padre), los maridos le pegaban a las mujeres (un dicho español: “mi marido me pega lo normal”) o viceversa (no se me ponga así mijita) y los tíos fumaban como chimeneas o se colgaban de la botella sin mayor miramiento. Otros adultos, con o sin sotana, lanzaban sus manos a los cuerpos infantiles para quedarse con algo de aquella frescura genital que ellos habían perdido para siempre. Hoy estos comportamientos están catalogados como enfermedades o como delitos.  Los nuevos delitos generan nuevas situaciones, y así tenemos a papás separados con orden de alejamiento de sus hijos, o internos en clínicas para curarse desu adicción al sexo, o convictos por delitos de abuso sexual. Quisiera hacer un aporte en esta dirección. Muchos de nosotros fuimos deformados anímicamente por curas o monjas o abuelas que insistían en destacar que el sexo era algo pecaminoso, sucio, y en todo caso ordinario. Y contraeducados por ambientes machistas salvajes del todo alejados de la realidad, que siempre es más modesta y más grata. Una buena vida sexual es saludable, agradable,  no daña a nadie, y todo el mundo debe poder tenerla si así le parece, sin traumas infantiles ni castigos de colegio ni trabas artificiales por parte de las instituciones. Me gustaría que se estableciera el delito de represión sexual de menores, y que se castigara por él a todos los que se dedican a arruinar la futura vida erótica de los niños y las niñas. Que exista un castigo para los censuradores, para los segregadores, para los falsamente puros, para los creadores de culpa artificial, para los etiquetadores,  para los enemigos de la vida y la belleza.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Sergio Laurenti said, on enero 5, 2009 at 6:00 pm

    Interesante idea. Quizás lo mas fácil sería usar la figura de “corrupción de menores” para castigar a ese tipo de represores. Sería innovador!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: