juan guillermo tejeda

CASUALIDAD CELESTE

Posted in pillo by jgtejeda on diciembre 31, 2008

photo_asteroides12

Explican los científicos que en algún momento -hace millones de años- hubo una explosión que arrojó piedras en diversas direcciones, y así quedó el peñasco tierra girando en el espacio, alredor del peñasco aún incandescente sol. 365 días y un poco más es lo que tarda tierra en dar su vuelta alrededor de sol. Las distancias entre estos cuerpos son casuales, fruto de las dimensiones de aquella explosión, de las fuerzas de gravedad recíprocas, de las condiciones del espacio o la materia, etc., y también son casuales los tamaños de las órbitas. Si tierra hubiese sido un poco más grande o un poco más pequeña, o más densa o menos, la fuerza centrífuga de la explosión la hubiese enviado más lejos o más cerca de sol, y su órbita hubiese sido mayor o menor. De a poco se redondearon esas masas de materia, y ahí estamos hoy los humanos, hormigas frágiles adosadas a la tierra, que gira alrededor de la esfera sol junto a otros cuerpos también esféricos con sus respectivas órbitas, girando todos incesantemente unos en torno a otros. El fin de año marca el cierre de un giro de 360°  de tierra alrededor de sol, y obedece a una casualidad celeste, calculada en este caso de manera arbitraria mediante el corte del círculo en un día preciso que bien hubiera podido ser otro. Durante el curso de su trayectoria anual, las distintas zonas de la tierra se ven afectadas por su mayor o menor cercanía al sol, y eso nos permite hablar de días fríos o cálidos, largos o cortos, veraniegos o primaverales, y por cierto de distintos tipos de vida, es decir de flora, de fauna, etc.  La vida se ha adaptado a los ciclos de las esferas celestes, y pro eso es que los ciclos nos dan respeto.  Los humanos bailamos o nos enojamos o nos deprimimos o comemos mucho o nos llenamos de serpentinas o hacemos estallar fuegos sonoros en la noche cada vez que se cumple una vuelta de esas órbitas casuales. Pero las masas esféricas de materia mayormente mineral que componen el sistema no atienden a aniversario alguno,  continúan girando, y la vida que hay adosada a ellas prosigue sus ciclos de crecimiento, envejecimiento, muerte, reproducción y nacimiento.

Tagged with: , , , ,

Comentarios desactivados en CASUALIDAD CELESTE

A %d blogueros les gusta esto: