juan guillermo tejeda

CAPITALISMO ATONTADO

Posted in pillo by jgtejeda on noviembre 14, 2008

3baldosas

Todos alegamos hoy en contra del capitalismo, aunque hayamos bebido y mamado mucho de él. Prefiero pensar ahora en el capitalismo como en un juego, un intento consistente en creer que deseamos más cosas de las que realmente nos satisfacen. No hay para qué resaltar las villanías del sistema, que hay quien las ha puesto en evidencia: disgusto por los pobres, decisión de explotar a las personas, codicia de los más millonarios, frialdad ante las zonas periféricas, abuso…. En fin, somos capitalistas cuando creemos necesitar un auto nuevo (el viejo funciona bien), o unas vacaciones a 12 mil kilómetros (cuando tenemos palmeras a 100 kilómetros), o una cámara de fotos más moderna (hemos pasado la vida sin ella). Y cuando el capitalismo se atonta, resulta que ya no necesitamos ese auto ni esas vacaciones ni esa cámara, con lo cual las empresas que se armaron para satisfacer esos deseos absurdos recortan sus ganancias y deben cortar proveedores o despedir empleados, los cuales a su vez ya no pueden gastar lo que antes, se empobrecen como consumidores, y eso lleva a más quiebras, a más despidos, etc. La idea que fracasa en estas espirales es la de “yo te necesito mucho” versus “tú me necesitas mucho, o al menos algo”. En las fases planas del capitalismo nadie necesita a nadie, todos sobramos, se detienen los flujos, se achica el futuro. Un brusco regreso al medioevo que, pese a todo, puede tener su encanto. A zurcir los calcetines y a plantar tomates en el patio, caramba.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Cecilia said, on noviembre 14, 2008 at 2:25 pm

    En eso estamos JG, surciendo los calcetines y regando los almàcigos de tomates, que son bastante sabrososos, con aroma a tomate y sacados de la tierra de nuestros pequeños patios traseros.

    P. D. Todo es cíclico y la historia también, tal vez volvamos a trueque, quién sabe…

  2. Vicente Valjalo said, on noviembre 16, 2008 at 7:03 am

    El problema del argumento es el exceso de racionalismo…si los hombres fuésemos racionales…aaahhhhhhhhh!!!!!! Pero no lo somos. Y como tu bien sabes no pensamos en palabras sino en imágenes. Las razones vienen después, a su antojo y acomodo. Por ello creo que lo del capitalismo habría que imaginarlo/pensarlo un poco más….

    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: