juan guillermo tejeda

EL PAPA, HEGEL Y LOS POLÍTICOS

Posted in pillo by jgtejeda on septiembre 20, 2008

Se queja el Papa de una cultura contemporánea del vacío, donde nada parece tener sentido, y le opone una cultura de la santidad. Lo que se advierte con nitidez, en todo caso, es que estamos viviendo una cultura que prefiere no formular proyectos colectivos. Los proyectos colectivos se pervirtieron con el nazismo y el comunismo, cuyas necesidades de “avanzar” eran tan enérgicas que las vidas humanas y la dignidad de las personas pasaron a segundo plano. Ambos experimentos fueron, finalmente, una derrota de la inteligencia, una caída de la razón que no supo ver las monstruosidades cometidas en nombre de grandes ideales. La democracia de hoy, más modesta, es una democracia de administración, que garantiza la dignidad personal a cambio de suspender cualquier proyecto colectivo. Las sociedades parecen haber abandonado la idea de progreso, entendiéndolo como una acción de grupo en pos de un ideal. Los ideales están mal vistos. Por ello es que el progreso se entiende hoy exclusivamente como algo individual, y relacionado con cosas, con tecnología, con el mercado. Puedo llegar a vivir en un barrio mejor, o a tener tal o cual modelo de auto, o a poner a los hijos en ese colegio exclusivo, etc. O pueden tal vez los científicos encontrar una cura para el cáncer o alargar la vida mediante manipulación genética.. La idea hegeliana de que la humanidad tiene finalmente un sentido, que existe un espíritu del mundo que se va desplegando a través de choques y avances parciales, ha sido descartada implícitamente. Es así que si Chile como sociedad abandona también la idea de progreso, si deja atrás los sueños hegelianos de un avance en su autorrealización colectiva… ¿a qué se dedican los políticos? En el mejor de los casos, a administrar con timidez lo existente, lo que va brotando de modo espontáneo -malls, autopistas, consorcios privados de salud, etc.- y en otros, sospechamos, a enriquecerse fraudulentamente. Total, en un mundo individualista lo lógico es esperar que un diputado o una ministra estén buscando desde sus cargos un mejoramiento personal. Hemos comprado colectivamente la certeza de que el progreso colectivo no existe, que habitamos un mundo mágico que se mueve solo, donde son automáticas las ciudades, las finanzas internacionales, la política, la educación. Visión fatalista, pues, y cerrada al progreso salvo en lo que cada cual pueda atrapar con sus propias garritas. Declive de las ideologías, pero también de cualquier proyecto colectivo de futuro, decadencia de los partidos políticos como herramientas de esos proyectos (inexistentes), sensación general de frustración, de sospecha, o -como dice el Papa- de vacío.

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. cecilia said, on septiembre 20, 2008 at 10:09 pm

    Hace algún tiempo me encontré con un libro muy interesante de Erick Fromm ” SER O TENER” allí este autor, hace un analísis respecto del surgimiento del verbo tener y como éste adquiere fuerza en la medida en que avanza la era de la industrialización, la primera muestra de ello es con la aparación del automóvil. Saco a colación este libro pues a propósito de su artículo recordé que en realidad el capitalismo tiene sentido en el tener y el ser queda subsumido en SOY LO QUE TENGO, en lo que leo, que lugares visito, donde vivo, etc. la lista sería infinita. Para el capitalismo, es muy relevante lo individual por sobre lo colectivo, puesto que allí anida la seudo felicidad, en la adquisición. El progreso no es visto como una meta de bien común, los movimientos colectivos en muchas ocasiones se pervierten por la manipulación, la publicidad y los medios. Hoy en día es tanto el ruido exterior y la falta de capacidad para dialogar, que no es raro advertir en el cotiadiano personas de diferentes edades que se encuentren caminando o movilizandose escuchando desde sus celulares, ipod, mp3 u otro medio, cualquier cosa, menos a otro ser humano. Hace mucho rato que los chilenos buscan la satisfacción en las nuevas tecnologías, es una paradoja en todo caso que las nuevas tecnologías sirvan para comunicarnos más rápido y estemos cada vez más aislados. El derrumbe de aquello en que se creía tiene costos muy elevados, y no hablo de creer en términos religiosos de nigún tipo, hablo de creer en la capacidad del ser humano, en ser más humanos con los otros.

  2. kikoprieto said, on septiembre 22, 2008 at 2:41 pm

    Respecto al tema del Tener vs Ser tengo una buena teoría que trata de sintetizar las dos formas socialmente entendidas como antagóncias: el sentido dialógico de la realidad.
    Para llegar a tener algo hay que estar dispuesto a darlo. Y la conexión con el ser, es que lo que propiamente se llega a tener como más propio (como bienes de consumo por ejemplo) es lo que se ha alcanzado a ser (aunque no de modo absoluto). Para tener algo hay que estar dispuesto a serlo, para tener dinero hay que estar dispuesto a darlo. Para tener amigos hay que estar dispuesto a entregar mi tiempo, para que empiece a ser el tiempo del otro. Propiamente el tener es un tipo de ser relacional, que necesita de otros que lo conozcan. Y el ser, pese a que “ser” tradicionalmente se ha entendido como un ser en sí, es sobre todo un “ser para el otro”. Y creo que la solución socio-política más certera es el escasamente mencionado familiarismo.

    Saludos a todos, buen blog, lo visitaré a menudo.

  3. gilkacuentos said, on septiembre 23, 2008 at 9:07 am

    Me gusta este blog. Trataré de visitarlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: