juan guillermo tejeda

DIARIO DE UN PROFESOR: LA PROPUESTA WAISSBLUTH

Posted in politik by jgtejeda on septiembre 19, 2008

El profesor Mario Waissbluth, de la Universidad de Chile, posee una trayectoria interesante marcada por su afán de acercar a la academia, la empresa y el poder público. Lidera hoy el movimiento EDUCACION 2020, que ha recibido muchos adherentes. Recibí una amable invitación a sumarme, leí el Manifiesto y algunos artículos, y aunque hubiera deseado hacerlo, no puedo adherir. Waissbluth se propone cambiar en 12 años la calidad de los docentes para asegurar así que el 20% más pobre de la población reciba una educación de tanta calidad como el 20% más rico. Aunque las dos medidas planteadas para lograr esta meta son correctas -aumentar la calidad de los docentes y dejar atrás la designación vitalicia de rectores de colegios- , echo de menos un diagnóstico de fondo del tema educación. A mi modo de ver el sistema educacional chileno no es que no funcione. Funciona, pero en la dirección política que le han dado los grupos dominantes: donde debe haber igualdad de oportunidades hay desigualdad de oportunidades; en vez de generar equidad, el sistema asegura segmentaciones irreversibles. Por lo tanto creo yo que por mucho que ocurran milagros o movimientos carismáticos, la situación no va a variar fundamentalmente mientras no se rectifiquen los criterios de fondo. La idea central es que quien necesite educarse debe comprar el correspondiente servicio en el sistema privado; quien tenga la ordinariez de carecer de ese dinero hará caer provisionalmente a sus hijos en el sistema público o semipúblico, en calidad de llagas humanas. A esas pequeñas llagas humanas no hay que darles lo mejor, sino lo peor, porque de otro modo se acostumbrarían y no emigrarían jamás hacia lo privado. De tal manera que los malos docentes son funcionales. Chile, pese a esta absurda ideología, posee una larga tradición de educación pública. Y además, también la tienen los países a los que Chile quiere parecerse. El hundimiento y asfixia de la educación pública es un dato sin el cual no puede hacerse con seriedad diagnóstico alguno de nuestras políticas educacionales. Quizás las propuestas del profesor Waissbluth hayan suscitado tal consenso precisamente porque no entran en el tema doloroso, en el hecho diferencial escandaloso que es la confusión de lo público y lo privado castigando siempre a lo público.  La calidad nunca es una calidad en abstracto. Siempre lo es conforme a ciertos valores. ¿Cuáles son los valores declarados del sistema educacional chileno, y que distancia hay entre esos valores declarados y la realidad cotidiana? Hablamos de equidad pero seguimos regando y abonando un sistema diseñado para la inequidad.  Hablamos de establecimientos educacionales, pero seguimos poniendo a los niños en establecimientos segregacionales. No es ético que los jóvenes, como si se tratara de un apellido inadecuado, deban llevar a cuestas como una maldición el nombre del colegio o liceo donde estudiaron. En fin, la suma de los espacios privados jamás será similar al espacio público. El espacio público que una sociedad dedica a la educación debe ser cuidado no sólo porque allí podrán ir los jóvenes cuyas familias no pueden pagar una educación privada, sino porque sólo en el contexto de lo público se hacen carne los valores de libertad de expresión, debate republicano, aceptación de la diversidad y sentido humanista. Lo público es el instrumento que tenemos para ver y aceptar a los demás al tiempo que somos vistos y aceptados por ellos. No hay milagros ni campañas ni tecnologías que puedan evitarnos la toma de decisiones de fondo sobre la dignidad de lo público, y sobre la dignidad de la educación. Este país lleva casi cuatro décadas de educación privatizada. Si nos gusta, conservémosla sin asco. Si no nos gusta, cambiémosla. Pero lo que no podemos hacer es conservar lo que hay y al mismo tiempo deplorar los resultados, como si ambas cosas no estuvieran íntimamente relacionadas. Este es un país asquerosamente clasista y segregador, y el sistema educacional que tenemos responde a esa mentalidad. La mala conciencia por algo que necesitamos ser pero que no nos gusta confesar no genera políticas públicas adecuadas.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. cecilia said, on septiembre 19, 2008 at 11:06 pm

    Siempre leo con mucho interés sus artículos, particularmente los que refieren a educación, me gustaría leer más comentarios respecto de los mismos. Creo que deben existir muchas personas que adhieren con el contenido. Hoy me encuentro con este artículo y me parece que usted apunta a lo correcto respecto de la Educación Pública, aunque Chile no tiene ese tipo de educación. Muchos de los países que se nombran en los informes, cuando se entregan resultados de pruebas internacionales cuentan con una sólida educación pública. Insisto en el plantemaiento que hice respecto de otro artículo referido al tema. Es responsabilidad ineludible del Estado la de bridar una educación para todos, no digo de calidad, pues sólo basta con decir “EDUCACIÓN”, la calidad no son sólo resultados, son condiciones, espacios para el desarrollo integral “ARTES”, ” CIENCIAS”, “DEPORTE”, no creo que lo que se esté planteando hasta ahora sea sobre educación, pienso más más bien que sobre instrucción, escolarización, que a mi juicio no es lo mismo. Basta ver los colegios particulares pagados con grandes espacios para el deporte y las múltiples actividades que desarrollan. El aprendizaje no se da en una sala estrecha, mal ventilada y los estudiantes copiando algo de la pizarra o escuchando la cátedra, eso sirve en algunas ocasiones, la educación es vida escolar. Los niños, niñas y jóvenes no se preparan para la vida, deben vivir cotidianamente. Creo honestamente que todos deberíamos volver a leer y si no lo han leido leer a John Dewey que hace muchos años escribiera DEMOCRACIA Y EDUCACIÓN. En relación con los profesores y profesoras chilenos, pienso como usted no es sólo un problema de la formación que entregan las universidades o instituciones que otorgan la formación en pedagogía ya sea general o en especialidades, se vuelve a perder el foco respecto del punto, mientras sigan existiendo establemcientos municipalizados dependientes de los “ALCALDES DE TURNO”, que son lo empleadores o colegios particulares subvencionados dudosos, que depiden a quien no haga lo que dice el “PATRÓN”,los chicos y chicas seguirán esperando una oportunidad. Gracias por su tenacidad, aunque a veces creo que es arar en el mar, como los millones que reciben los municipios, es un pozo sin fondo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: