juan guillermo tejeda

LA LUCHA POLÍTICA EN CONTRA DE LA OBESIDAD

Posted in enredillo by jgtejeda on agosto 27, 2008

Los conservadores británicos inician una ofensiva en contra de la gente gorda. No hay excusas para la obesidad, advierte Andrew Landley, ministro en la sombra de salud pública y él mismo de físico en forma. La entrada de la cosa pública en los asuntos hasta ahora privados parece ser una tendencia imparable, que viene siempre del lado anglosajón. Mientras los romanos dejaban lo privado y lo familiar fuera el debate político y del aparato judicial, los anglosajones insisten en llevar a juicio a los maridos y esposas, en convertir a los hijos en delatores, en prohibir fumar o beber o comer determinadas sustancias, en ventilar los laberintos de la vida sexual y sentimental, en confundir ideología y religión, en situar la salud personal, el acondicionamiento físico y hasta la apariencia como temas políticos, etc. Ahora estará prohibido ser gordo… Por cierto, me llega un link interesante sobre Schwarzenegger, la política y el músculo.

Tagged with: ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. baraxil said, on agosto 27, 2008 at 12:18 pm

    Buenos dias Juan,

    despues de ver tu articulo de obesidad me ha hecho pensar sobre el mio. Comparto tu opinion en el tema pero tambien estoy a favor de impulsar el deporte, como puedes ver en mi articulo:

    http://contrainformation.wordpress.com/2008/07/26/dieta-arnold-schwarzzeneger/

    De todas formas he seguido leyendo tus articulos y me han parecido muy interesantes por lo que te he anadido a mi grupo de recomendados. Agradeceria que hicieras lo mismo, soy :

    http://contrainformation.wordpress.com/

    un saludo y hasta pronto

  2. jgtejeda said, on agosto 27, 2008 at 12:54 pm

    Está bien el caso Schwarzenegger…. quizá el tema se reduzca a que hay políticas duras (prohibición, penas de cárcel, juicios) y políticas blandas (recomendaciones, recursos, información, estímulos), y que respecto del cuerpo y demás asuntos tradicionalmente privados debieran primar las segundas. Pero lo que ocurre a menudo es que con el pretexto de ayudar a la salud física o mental o sexual o laboral, etc., se desencadenan finalmente persecuciones y violaciones a la intimidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: