juan guillermo tejeda

DIARIO DE UN PROFESOR: JUDICIALIZACIÓN DE LA PEDAGOGÍA

Posted in profesor by jgtejeda on mayo 17, 2008

Como no es fácil precisar qué es enseñar ni qué es aprender, y aunque comprendamos bien de qué se trata, los usos pedagógicos recurren a la judicialización. Es decir a determinar, a la manera de un tribunal, si el acusado (quien estudia) es culpable (reprobado) o inocente (buena nota); en este instante el tribunal se invierte y en lugar de determinar un castigo distribuye un premio (muy buena nota, medalla de oro, aprobado con distinción, etc). Muchos estudiantes no sólo agradecen sino que exigen que se les aplique un sistema judicial, y su requerimiento es que se haga con justicia, es decir mediante leyes claras y procedimientos no arbiotrarios. El sistema es ampliamente utilizado porque permite traducir los múltiples meandros del proceso pedagógico a unos cuantos números. Pero tiene el defecto -realmente grave- de que lo judicial apunta habitualmente al pasado, a unos hechos que ya ocurrieron, y no al futuro, en circunstancias de que el futuro es casi todo en la enseñanza. Aprendemos, nos transformamos, enseñamos, nos hacemos de nuevas competencias, de actitudes más maduras, más sabias, etc., para utilizarlas no en el pasado, sino en el futuro. La judicialización de la pedagogía, adicionalmente, contiene el error de igualar a personas que son todas diferentes. Cada cual llega a ser lo que es a partir del desarrollo equilibrado, incesante, de su propia sustancia, de su identidad. Pero la educación judicializada lo que pretende, en el fondo, no es tanto mejorar el futuro como controlar el presente a través de los dictámenes sobre el pasado recién vivido, organizando una parodia de transparencia. El veredicto permite saber si tal o cual son buenos o malos alumnos, si han aprendido o no lo que les mandaban el profesor, el programa, la institución, el ministerio, etc. La igualación, el tribunal, las calificaciones, el examen, las notas, forman parte de un dispositivo (diría quizás Foucault) cuya finalidad es el control de los esfínteres y secreciones, el sosiego muscular, la desactivación de las posibilidades agresivas y a la vez creadoras de las personas.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Sergei Cordov said, on mayo 18, 2008 at 12:28 am

    gracias profesor, por la transparencia con las que expone sus reflexiones y cuestionamientos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: