juan guillermo tejeda

TODOTERRENO: TODOS FUIMOS JAMES BOND

Posted in pillo by jgtejeda on marzo 26, 2008

seanconnery260806_393x600.jpg

(hoy en Las Últimas Noticias)

James Bond, o lo que queda de él, desembarca en Antofagasta. Las autoridades regionales están excitadas. Se trata en este caso de un actor con cara de ruso moderno, cráneo de durazno y mirada helada, versión contemporánea de lo que en los buenos años de la guerra fría, los sesenta, fue el auténtico 007, o sea, Sean Connery.

Las primeras películas del espía británico sentaron las bases del juego: el mundo estaba dividido en dos -buenos y malos- aunque había unos malos aun más malos, con aspecto de rusos, o de chinos o de nazis, y vivían en unas usinas flotantes con muchos operarios y puertas de acero corredizas. Los malos pretendían dominar el mundo, pero Bond no los dejaba porque era más hábil, más valiente, y como agente 007 disponía de autorización para matar. Esa autorización la revalidaba en una oficina londinense donde la señorita Monneypenny le coqueteaba mientras él se le sentaba en el escritorio. Luego lo retaba M, el jefe, aunque a Bond le daba igual. Un encargado de gadgets tipo Casa del Espía explicaba el funcionamiento de la mochila-helicóptero o del bolígrafo lanzadardos. Los malos recurrían a sombreros-navaja o a bototos con punzones retráctiles.

Apenas Connery comenzaba su misión aparecía la chica, un pedazo de hembra, con la que entablaba un diálogo irónico en un casino, playa tropical o yate de lujo, y allí tomaban un refrigerio a base de champán y caviar. Desnudo el torso, Connery levantaba espectacularmente la ceja, y mientras la boca frutal de la muchacha se humedecía, él lograba divisar en su pupila una amenaza que le venía por la espalda. La escena siguiente era, lógicamente, de acción, y la chica quedaba desenmascarada como mala, para dar paso poco después a la buena y a otras más, porque Bond ofrecía una atención esmerada.

Muchos fuimos James Bond en aquella época, pequeños y húmedos bondcillos santiaguinos vestidos en Juven’s o en Scappini, y así aprendimos a taconear y a mirar con firmeza a las mujeres, con éxito variado. En alguna medida aquel Bond nos enseñó a ser hombres: parte de la masculinidad de esa generación proviene de las feromonas o endorfinas que segregaba el actor. Luego hicieron de Bond, entre otros, Roger Moore, un poco blandungo, y últimamente Pierce Brosnan, que dio con la simpatía de Connery pero no con su crueldad.

Entretanto, la trama de las películas se ha ido difuminando, porque el mundo no es ya bipolar ni machista. La tecnología se ha adelgazado. Hoy la maldad puede estar encarnada por un obispo, un líder espiritual, una presidenta de Estados Unidos y hasta una niñita diabólica. Se han ido los sólidos tiempos de la “cortina de hierro”. El champán se compra en cualquier supermercado. Probablemente eso explica que el Aston Martin del nuevo Bond haya desembarcado en Antofagasta y ande por ahí perdido en la polvareda, en este extraño mundo global donde ya no hay periferia.

Tagged with: ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. vandrea said, on marzo 26, 2008 at 5:21 pm

    Juan Guillermo. me llego una invitacion tuya a mi mail.
    Soy absolutamente neofita de este sistema, aviso de antemano por si no te puedes explicar por que os escribo.
    En el tema.
    No olvidar que Daniel Craig,el nuevo Bond, esta reviviendo tambien el “bond rubio”. Tristemente celebre para las que vimos a Moore sin ninguna alegria.
    Este nuevo y musculoso Bond es mas vital casi deportivo, pero con esa mirada fria celeste que solo estos nordicos nos pueden dar, por lo menos asi me parece en Cassino Royale.
    Yo misma he sido Bond, a proposito de serlo todos un poco.
    Cuando en una comida hay que estar con animo para toda conversacion e ingenio para mas de alguna respuesta del rubro y algun super villano diseñador, que te pregunta por las no-se-que actualizaciones de menos-se-que softwere, y a la vez te arroja un arma con el libro de re-edicion japonesa de “Munari los 1000 objetos de diseño”. Hay que ser valiente, elegante, y casi un heroe, ademas si pensamos en el colon irritable que nos causara el champan de Lider.
    Muchos saludos , muy interesante su Blog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: