juan guillermo tejeda

TODOTERRENO: ZAPATOS DUROS

Posted in normal by jgtejeda on marzo 12, 2008

(publicado hoy en Las Últimas Noticias) ……………… Juan Guillermo Tejeda

35_101_1203.jpg

Recién terminado un breve viaje intercontinental (no quiero irritar a nadie, no quisiera), lejana ya la ciudad barroca, festivalera y a la vez moderna en que pasé unos días, aterrizo en lo mío, en Santiago. Qué fea me parece esta cosa, y tanto que la quiero. Qué falta de estructura, cuánto peladero. No es que no hayamos avanzado, las cifras están allí, las exportaciones, los malls, en fin, los cajeros automáticos y el roaming y la pantalla extraplana, pero así y todo esta cuestión, como armado, no tiene pies ni cabeza.

El día a día está hecho de fragmentos, de detalles aislados. Sin embargo los humanos, para huir del pánico, para no enfrentar el vacío, armamos totales y a esos totales les ponemos nombres. Vemos el trozo gris de baldosa rota, acariciamos con la mirada una mancha de sol, y más allá una mata de cables colgando de una casa de dos pisos: del zapping de aquellos fragmentos hacemos una calle, quizá un barrio. Pues bien: me parece ahora que los fragmentos urbanos de esta ciudad maldita no pegan unos con otros, o pegan bastante menos que los de otras ciudades más afortunadas. Cuesta mucho componer una curva amable a partir de lo disímil. Pero somos empeñosos los chilenos, y nuestra pupila perceptiva logra finalmente fundir en un todo medianamente digerible lo que se va amontonando por obra de la casualidad o del abandono. Edificios gigantescos que devoran a los pequeños, bolsas de plástico flotando a diez centímetros del asfalto recalentado, y vengan el chalet con enrejado de fierro o la mansarda imposible. De esta suma de ocurrencias hecha con sumas muy diversas de dinero no es que no salga nada: sale este ratón gigante que llamamos Santiago, de cuyas deformidades no nos percatamos porque estamos dentro.

Pero el paseo por aquella ciudad hermosa me ha cambiado la vista. En fin, allí se respira una historia que los santiaguinos no nos soñamos, y por eso es que las cosas mismas de la calle nos dibujan un paisaje, guiándonos a través de unos reglamentos misteriosos. He regresado con los ojos demasiado limpios, y no puedo dejar de percibir el pegote de ruidos y de manchas en que vivo, las personas agachadas, las ventanas grises. No es justo que mi propia ciudad me parezca insufrible, lo sé, y tampoco me va a durar. Dentro de unos días mis ojos de ratón se las arreglarán para hacer de este mercado persa santiaguino un lugar habitable. Le voy a ir poniendo a Santiago, desde el vacío, la estructura de la cual carece. Como unos zapatos duros que se van amansando con el uso, regresará esta ciudad a mis brazos. Recuperaré su piel tibia y dorada, su calidez de siempre. Aunque de pronto, por la noche, se me aparecerá quizá otra vez el vapor helado de la fealdad ambiente, porque la fealdad es fragmento que no se suma, trozo que se odia con el resto. Y así es la vida santiaguina.


Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. albert tidy said, on marzo 17, 2008 at 5:32 pm

    Querido Tex:

    Me he encontado por accidente con tu cruda reflexión sobre Santiago y me he sentido tocado. Quienes vivimos aquí efectivamente nos hemos hecho inmunes a su caos y hemos elevado nuestro umbral de tolerancia al dolor que nuestra misma ciudad nos provoca, acostumbrándonos a que lo primitivo se haga naturalmente cotidiano y soportable. Cada vez que regreso de alguna estadía mejor detesto más este lugar, pero luego comprendo que el destierro es el peor lugar para establecerse y cedo a su feladad para volver a refugiarme en el pedazo de ciudad que Santiago nunca fué. Ese de los parques con manzanas casi coherentes que aun se resisten al manto de la mugre y la exhudación. Ese de las fachadas continuas con gentes disímiles y no el de las fachadas disímiles con gentes continuas. Recupero la fé y me resisto a la resignación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: