juan guillermo tejeda

bisama

ALVARO BISAMA
Allende, la señora Lucía y yo

Guillermo Tejeda
Ediciones B
339 páginas

No deja de ser divertido que los dos últimos textos chilenos de la colección Memorama, de Ediciones B, sean Me llamo Anita Albarado y Allende, la Señora Lucía y yo, de Guillermo Tejeda. Eso porque ambos están en los polos opuestos de lo que se podría entender por biografía: el combustible morbo de las memorias de una cortesana versus la autocrítica generacional de un sujeto que encuentra en el racconto algo parecido a una patria. Y si sobre la Geisha no hay demasiado que decir -ella misma lo ha dicho todo de sí-, Tejeda (1947, ilustrador profesional, inventor del iceberg de Sevilla, ex colaborador de La Epoca), por el contrario, sí merece una reflexión.

La razón es sencilla: Allende, la Señora Lucía y yo es un libro impresionante en su reflexión sobre el pasado y en su ánimo de saldar cuentas con al historia. Cronista ácido y sin compasión, indaga en su propia biografía personal, profesional y política para dar cuenta de cómo se arma, desarma y vende una revolución: la de los ’60, la UP y el país insomne del exilio. Irónico y desesperado, el libro funciona como uno de esos recuentos generacionales al que le falta la complacencia y le sobra la ternura. Así, a la hora de abordar el material simbólico del país ofrece unos cuantos momentos estupendos: un análisis fálico de la nariz de Frei padre, una comparación impresionante entre la iconografía popo de Che Guevara y la de Jaime Guzmán y una explicación semántica de las contradicciones del discurso final de Allendde.

Centrado en la figura de este último, Guillermo Tejeda trabaja el quiebre de 1973 amparado en la lógica de una comedia de equivocaciones donde opone su propio karma al del país. Allende, la Señora Lucía y yo es de este modo, un libro de memorias entretenido pero doloroso que se concede a sí mismo cierto final feliz: Guillermo Tejeda vacía el estante de las champañas de un megamercado para ofrecerle a sus amigos una gran fiesta por la detención del General.

DIARIO LA TERCERA
SANTIAGO
30 DE SEPTIEMBRE DE 2002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: