juan guillermo tejeda

LA MINISTRA JIMÉNEZ DE LA JARRA

Posted in enredillo by jgtejeda on julio 16, 2008

La ministra Mónica Jiménez de la Jara (en los últimos días de la Jarra), una estudiante de 14 años que se llama María Música y no está arrepentida, un jarro de agua, una ley de educación que le da la espalda a la educación pública, una Presidenta con sospechosa cara de María Música, el guanaco, en fin: interesante: >>>>>>>>>>>

DIARIO DE UN PROFESOR: OPINIONES

Posted in profesor by jgtejeda on julio 11, 2008

Me dedico hoy a mostrar mis auténticas opiniones a mis estudiantes. Hay quien dice que hay en la clase un ambiente de “tensión”. Ellos muestran sus proyectos para el trabajo final del semestre, y contrariando los protocolos de justicia y buena onda, apunto directo a todo aquello que a mi juicio está por debajo del ancho de banda requerido para profesionales neófitos de la comunicación visual, sin ahorrar elogios a lo que está bien. Resulta una clase cargada de electricidad. Los gestos se hacen, sin embargo, más naturales. Un poco de verdad sienta bien a todo el mundo, siempre que sea de vez en cuando.

DIARIO DE UN PROFESOR: NOTICIAS UNIVERSITARIAS

Posted in profesor by jgtejeda on junio 27, 2008

Termina hoy un paro de cinco semanas de mis alumnos, los estudiantes de diseño, junto con los de geografía -en total unos 900-, paro que según el sitio web de la Facultad jamás ha ocurrido, pese a que en ese sitio se consignan las noticias más relevantes. ¿Cómo dar cuenta ahora del final de algo inexistente? En el sitio web de la Universidad de Chile tampoco hay noticias relativas a la “toma”, es decir la ocupación física, por cierto ilegal, de la Casa Central por parte de un grupo de estudiantes, otra situación incomprensible que se arrastra también por espacio de más de un mes. Sin embargo si uno lee una serie de declaraciones emitidas por diversas autoridades y cuerpos colegiados de la U, que aparecen en letra pequeña a la derecha de la página de inicio, se percata de que esa “toma” ha ocurrido, junto a muchas otras “tomas” y paros en diversas facultades, aunque no sea posible conocer los pormenores. Lo noticioso, pues, en estos sitios web, es algo que forma parte de la realidad pero que no es toda la realidad, incluso tratándose de asuntos de tanta relevancia para la comunidad universitaria. Las malas noticias no son noticia, los hechos inquietantes no ocurren. Un poco como el Pravda en el Moscú soviético o como La Nación en el Chile pinochetista. No sé cómo es posible compaginar tal manejo de los medios web con la misión de la Universidad, que dice textualmente: “La generación, desarrollo, integración y comunicación del saber en todas las áreas del conocimiento y dominios de la cultura, constituyen la misión y el fundamento de las actividades de la Universidad, conforman la complejidad de su quehacer y orientan la educación que ella imparte.” Por lo que se ve, se trata de una comunicación y de un saber parciales, filtrados por los criterios arbitrarios de quienes hacen los sitios web, omitiéndose anormalidades gravísimas en las que tienen responsabilidad, por cierto, tanto los jóvenes que las protagonizan como las autoridades que no aplican la legalidad vigente. Observo todo esto como académico, escandalizado en mi ánimo y sin saber qué hacer. Solía decir mi padre en sus últimos años, cuando observaba los hechos del mundo: estoy perplejo…. estoy estupefacto…

DIARIO DE UN PROFESOR: EL PARO

Posted in profesor by jgtejeda on junio 24, 2008

Mis estudiantes se han vuelto adictos o adictas al paro. Llevan ya cuatro semanas, y ayer en una de sus asambleas han votado por continuar una más. Las asambleas estudiantiles no figuran en ningún documento de nuestra universidad, pero mandan más que las autoridades unipersonales o grupales que sí figuran en los reglamentos. Su forma está basada en alegre la tradición muscular de las tribus germánicas, para expresarlo de algún modo. Lo digo porque, como institución pública, la Universidad de Chile está obligada a guiarse por reglamentos, y cuando no lo hace ello significa la irrupción de otro tipo de poder o de gobierno fuera de la legalidad. En los hechos, vivimos en permanentes estados de excepción durante los cuales la legalidad no corre y las programación prevista se olvida. Si un profesor se aparta de la legalidad le cae un sumario, en cambio hay según que apartamientos de la legalidad que se pueden hacer alegremente. El caso es que con 4 semanas de paro, o 5, o 6, se hace imposible aprobar un taller que necesita 18 semanas para su desarrollo. Cada semana de paro le cuesta a nuestra Escuela unos 30 millones de pesos (la cifra resulta de multiplicar el precio del arancel anual más matrícula por el número de alumnos y dividirlo por 36, que es el número de semanas lectivas anuales). Mis estudiantes se dividen entre los que participan en el paro y los que no. Los que sí hacen unas serigrafías muy bonitas y salen a la calle donde, con suerte, aparecen de vez en cuando en una foto. Han logrado, junto con los demás estudiantes, hacer noticia en estas semanas -y ello ha sido emocionante- aunque a la hora de votarse la ley sus planteamientos han tenido escaso éxito. Esto hace reflexionar sobre el hecho de que las leyes las aprueban los parlamentarios y no los estudiantes, y que para dedicarse a la política hay que saber mucho, contar con recursos, tiempo, etc. Estos jóvenes se dedican a la política utilizando la infraestructura de la universidad, y desperdiciando al mismo tiempo los recursos que se han dedicado a docencia, esencialmente sueldos de profes y funcionarios que van a la facultad cada día a no hacer nada, pagados en un quinto por el estado y en cuatro quintos por los propios estudiantes en paro. A mi modo de ver esto es una irresponsabilidad y un abuso de los privilegios que obtienen por su condición de jóvenes. Como ciudadanos pueden protestar y deben hacerlo, pero antes es preciso que aclaren si quieren jugársela por la ley de educación, o jugársela por hacer bien su semestre, o jugársela por ambas cosas. Esta ambigüedad descansa en la suposición de que, al ser nuestra facultad una entidad disfuncional y débil dentro de una universidad también disfuncional y débil, va a permitir finalmente la aprobación del semestre sin que hayan transcurrido las semanas de calendario que corresponden. Como en tantas otras ocasiones, probablemente se llegará a algún tipo de solución fraudulenta de este tipo. Quisiera transmitir a mis estudiantes la relevancia de ser coherentes, de estar en contra del fraude. De tal manera que por ahora les he anunciado el cierre de nuestro sitio web www.tremendotaller.cl/ciudadvisual dentro del cual y más allá del paro hemos continuado dialogando y actuando. Ello ha generado comentarios diversos, pero a partir de hoy a las 12 el sitio se irá a negro. Estos jóvenes han abandonado el aula, y lo que correspoonde es que el aula los abandone a ellos. Lo demás es dedicarse a la mala educación.

SOLITARIOS Y CONFUNDIDOS

Posted in politik by jgtejeda on junio 20, 2008

Solitarios y confundidos con los diputados colorines que votaron con ellos por puro molestar, algunos parlamentarios de la concertación se mantuvieron a favor de la educación pública rechazando el nuevo proyecto de ley general de educación. La matemática de estas votaciones (96 a favor, 12 en contra y 7 abstenciones) nos habla de cómo un pinochetismo minoritario se hace mayoritario tras pasar por diversos hervores y amasados. Y es que la ley nueva mantiene lo grueso de la nueva, es decir que el dinero público vaya a los privados, y que no exista una institucionalidad adecuada para la educación pública. Es una ley transpinochetista. El núcleo duro de la derecha arrastra a la derecha completa, la cual tiene sus votos inflados por el sistema binominal y la alta abstención de jóvenes. El núcleo duro demócratacristiano (inflado a su vez en el parlamento por la perversión de los “cupos”) comparte el pinochetismo educacional de estas leyes ya que gracias a ellas pueden llevar fondos públicos a los colegios católicos, y arrastra a la temerosa Bachelet a aprobar el proyecto so pena de nuevas divisiones en la colaición gobernante. Y es así que lo que es probablemente una minoría se impone ampliamente. ¿Por qué quienes creen en la educación pública no logran sumar apoyos? Porque les tiembla la pera cuando deben responder las preguntas que les hacen: Pregunta 1: ¿Hay que hacer crecer el aparato estatal en educación? Respuesta que deberíamos escuchar y no oimos: Sí, como en todos los países desarrollados desde Estados Unidos a Europa. Lo público sólo se hace desde un aparato público fuerte, sin complejos y con una gestión moderna. Pregunta 2: ¿Cree que el estado no debe subvencionar a establecimientos religiosos o que practiquen la segregación por sexos, o por grupos económicos? No debiera hacerlo en absoluto, lo público está precisamente para disminuir las exclusiones y segregaciones, no para aumentarlas…

ORELLANA BENADO: EDUCACIÓN Y PROSTITUCIÓN

Posted in normal by jgtejeda on junio 18, 2008

EDUCACIÓN Y PROSTITUCIÓN / 17 de junio de 2008 >>>>>>>>> Señor Director: Liberalizar el mercado hasta equiparar educación con prostitución, el pecado original de 1980, es una clave para entender la crisis que hoy, casi treinta años más tarde, vive la educación en Chile. ¿Por qué las sociedades liberales no regulan el mercado de la prostitución? Porque es un asunto privado, no público. Si se pacta un precio entre quien pretende vender y quien busca comprar un servicio sexual, entonces el negocio es legítimo. ¿Cuáles han sido los resultados de enfocar así la educación? El 70% de quienes estudian en universidades chilenas hoy son la primera generación en sus familias de origen en alcanzar dicho nivel. De cubrir menos del 10% de las personas en edad de cursarla, el sector pasó a atender a casi el 40%. Antes de su temprana y horrorosa muerte este año, un empresario educacional, sin grado académico ni título universitario alguno, acumuló un patrimonio superior a los US $ 100 millones. ¿Acaso no son estas realidades dignas de encomio? Me parece que no. Cuando cliente y proveedor acuerdan el precio de un servicio en el mercado sexual, saben qué están comprando y qué están vendiendo. Tal vez no la primera vez, pero de ahí en adelante sí. Distintas son las cosas en el mercado educacional. El 70% de quienes hoy compran educación universitaria (es decir, los padres de los estudiantes) no está en condiciones de determinar si lo que sus hijas e hijos reciben es aquello por lo que creían estar pagando. He ahí una razón por la cual asimilar la educación a la prostitución es irracional. El mercado educacional es aquel en el cual es más fácil estafar. Pero de él dependen la calidad de los servicios profesionales, y el futuro de la producción. Esa es la objeción de fondo al “lucro” en el mercado educacional. ¿A quienes incomoda que algunos puedan formar sus hijos en los buenos establecimientos del sector privado? A quienes nos preguntamos por qué, cuando Chile era pobre, podía pagar una educación gratuita y de calidad desde la básica y hasta la Universidad a su 10% más talentoso y hoy, que es un país rico, sería mal negocio hacerlo. Oposición y gobierno tienen que responder esa pregunta.

MIGUEL ORELLANA BENADO, Senador Universitario, Universidad de Chile (Carta enviada a tres diarios de la capital)

PARLAMENTARIOS PRIVADOS

Posted in profesor by jgtejeda on junio 18, 2008

JORGE INSUNZA H.: EL DESCONOCIMIENTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA (en El Mostrador) >>>>>>>>>>>>> Haciendo un juego estadístico muy simple podríamos mirar los curriculums de los congresistas y comprobar si ellos y ellas estudiaron en escuelas y liceos públicos. Al hacerlo he encontrado lo siguiente -a partir de los datos que están publicados en la página del Congreso-: de los senadores un 61% realizó su enseñanza media en colegio particulares pagados, cifra que se eleva a un 68% en el caso de los diputados. Otro dato interesante es que aproximadamente el 42% de los senadores y 35% de los diputados estudió en colegios ubicados en cuatro comunas de Santiago que ostentan los mayores ingresos económicos de la población chilena (Las Condes, Vitacura, Providencia, Lo Barnechea). Hay que decir que estos colegios particulares representan menos del 8% de los establecimientos educacionales.

TODOTERRENO: NOS GUSTAN LOS ESTUDIANTES

Posted in ocurrencias by jgtejeda on junio 18, 2008

(por J.G.T…..publicado hoy, en www.lun.cl) ______________ Nos gustan los estudiantes porque, aunque se equivoquen, aunque de pronto se pongan insolentes o derechamente vándalos, llevan en su corazón una sustancia que el resto del país ha perdido: la integridad. Desde su integridad nos dicen estos revoltosos que estamos haciendo mal las cosas como país. Hablamos mucho de la educación y ofrecemos un sistema con una muy mala educación. Educarse bien quiere decir hoy entre nosotros algo así como trepar por la carrera del arribismo gracias a la plata de papá. Educarse bien es tener buenas relaciones, barrio adecuado, y dejar atrás al perraje. Educarse bien es -en realidad- educarse mal, aprender a ser ratas. Y este estilo perverso no le gusta a los niños, porque ellos son más derechos. Hablamos de educación pública pero la educación pública chilena es impresentable. ¿Dónde se ha visto tener una doña institución como la Universidad de Chile y aportarle el fisco a duras penas, forcejeando, el 20% de su presupuesto? En los Estados Unidos, que son tan neoliberales y anglosajones, el propio Schwarzenegger le pasa a la Universidad de California sobre el 50% de su gasto, y en Europa el apoyo estatal a las universidades, casi todas públicas, bordea el 80%. Ningún país desarrollado descuida a sus universidades estatales. Pero los chilenos queremos decir con la boca que tenemos universidades públicas y al mismo tiempo negar con el bolsillo la posibilidad de que éstas subsistan. Eso se llama inconsistencia. Eso es lo que la integridad de nuestra juventud resiente. Nos perdonan que seamos más viejos y más bobos. Pero no nos perdonan la hipocresía. ¿Para qué ser hipócritas? Si nos dan asco las universidades públicas, démosles el bajo, cerrémoslas de una vez. Si, por el contrario, creemos como cualquier país de los más ricos que sin universidades públicas no se desarrollan ni la ciencia ni las humanidades ni las artes ni la ciudadanía ni el pluralismo ni, finalmente, el conocimiento, entonces tengamos universidades públicas. Pero de verdad. Pagando la cuenta. Ordenando el sistema. Modernizando la gestión y poniéndola al servicio de quienes lo necesitan. Porque hoy, con más de 700 mil estudiantes a uno o dos millones al año cada uno, los chilenos gastamos más que nunca en universidades: pero estamos financiando un sistema desestructurado, sin regulación, de calidad irregular, que finalmente en lugar de acortar la brecha entre los que tienen más y los que tienen menos, la agranda Queremos que nuestros niños y niñas dejen de revolverla y hagan las tareas, de acuerdo. Pero antes hagamos los ciudadanos y los políticos nuestras tareas. Seamos consistentes. Apoyemos nuestros dichos con nuestros hechos. Equilibremos el sistema. Tengamos buenas universidades privadas, y buenas universidades públicas.

EDUCACIÓN PÚBLICA: EL DESCUBRIMIENTO

Posted in profesor by jgtejeda on junio 18, 2008

Horas antes de votar una nueva ley de educación para Chile, un grupo de parlamentarios gobiernistas “descubre” la educación pública. Lo mejor de este país nuestro proviene de la educación pública, es decir de la Universidad de San Felipe en la Colonia, y ya en la República de la Universidad de Chile y sus sedes, así como de los liceos fiscales, del Instituto Pedagógico, de la Escuela de Normalistas, etc. La dictadura produjo sequía (o perversión) estatal y amnesia histórica, y hoy nos vemos desnudos de institucionalidad pública en educación, contrastando con todos los países desarrollados. La educación pública no es “para los pobres”, es para todos. La educación pública no es una especie de casa de misericordia para quienes no quedaron en un colegio de curas: es una escuela de ciudadanía, un espacio de participación donde no hay patrones ni amos. Reconstruir ese espacio en condiciones modernas y de gestión responsable adaptadas al contexto de hoy es una bonita tarea. ¿Por qué privarnos?

DIARIO DE UN PROFESOR: ¿QUÉ ES, EXACTAMENTE UNA “TOMA”?

Posted in profesor by jgtejeda on junio 17, 2008

Las “tomas” arrancan de las antiguas luchas obreras, campesinas y sobre todo poblacionales. Ante una situación de explotación o marginación miserable, los explotados en su desesperación optaban por ocupar una fábrica, un predio agrícola o un terreno para irse allí a vivir. Las migraciones causadas por el auge industrial y el declive del campo llevaron a las grandes ciudades a un cinturón de familias que no tenían donde plantarse. Soliían entonces “tomarse” algún terreno mínimamente habitable y allí establecían sus poblaciones callampas. Muchas veces eran desalojados a la fuerza, con muertos o heridos. Otras ocupaciones, como la población la Victoria, lograron asentarse y formar finalmente parte de la ciudad.

Entretanto -estamos hablando de los años sesenta- en las universidades a las que llegaba una elite formada en parte importante por los hijos de familias acomodadas y en parte menor por familias en ascenso con algunas inclusiones mínimas de hijos de obreros o campesinos, en ese ambiente universitario concientizado se desarrollaba un instintivo movimiento de solidaridad hacia aquella otra gente que no tenía más remedio que “tomarse” un predio, una fábrioca o un campo, empeñando en ello incluso la vida. De pronto, un los universitarios “se tomaron” sus universidades. En Chile el movimiento comenzó en la elegantísima Universidad Católica en 1967, un año antes que las revuelktas de mayo del 68 en París. Los chicos de la UC, comandados por el estudiante de medicina y Presidente de la FEUC Miguel Angel Solar (apodado Condorito por su característico perfil, estaba en el Liceo Alemán un par de cursos más arriba que yo y era muy buena persona), le pusieron a la Casa Central de la UC un candado en la puerta. Como su acción no fue celebrada -sino al revés- por los medios de prensa conservadores, desplegaron en el frontis de la severa Universidad Católica un gran lienzo que decía: CHILENO, EL MERCURIO MIENTE. Eso fue hace 40 años, cuando la Alameda era una arteria respetable por donde pasaba “todo el mundo”. Los estudiantes “gremialistas” que se oponían a la toma estaban liderados por Jaime Guzmán, y más tarde recuperaron la Universidad Católica y ensayaron en ella un sistema de gobierno que se replicaría luego durante la junta militar de la cual fue Guzmán el principal asesor e ideólogo.

En fin, los estudiantes rubios y de colegios privados se habían “tomado” -como los obreros o campesinos”- un espacio, en este caso un espacio universitario. Y se dejaban barba, se ponían poncho y leían a Marx. La toma, como gesto épico, político y publicitario, se multiplicó en Chile. No hubo en esos años universidad ni facultad ni sala de clases ni pizarrón que no fueran “tomados” por los estudiantes. Como existía la autonomía universitaria, los carabineros no podían impedir las tomas, y los rectores y decanos, preocupados de sus asuntos académicos, dejaban hacer. De tal manera que aquello que para los pobladores significaba a a veces metralla, a veces culatazos y a veces cárcel, para los jóvenes de las universidades chilenas significaba quedarse con el local día y noche para disponer de él, aparecer en los periódicos y avanzar en al lucha política, siguiendo los dictados de los muchísimos comités centrales de los numerosos partidos y fracciones izquierdistas de aquel tiempo. Algunos de los dirigentes de esas tomas fueron duramente perseguidos durante la dictadura militar.

Han pasado los años, ha cambiado mucho el mundo, aparecen los cajeros automáticos, internet y tanta otra cosa, y las “tomas” siguen allí. Son un gesto, un símbolo profundo de algo, una actitud. Los que se toman la casa central de la Universidad de Chile no son pobladores desesperados. Son, perdonando la atroz expresión, clientes de los servicios (pagan por ellos), o dueños de los mismos (en cuanto ciudadanos chilenos), en su enorme mayoría no tienen que costearse la existencia, y saben que cualquier mínima magulladura que sufran durante la aventura de la toma aparecerá lujosamente en la prensa. Quienes “se toman” un establecimiento público son, en rigor, ciudadanos que privan a los demás ciudadanos del acceso a ese bien que por ser público es de todos. Son, a fin de cuentas, privatizadores que con su acción pretenden dar fe de su amor por lo público. Como los desesperados pobladores que ocupaban un terreno vacío expropiándoselo a sus dueños privados, estos jóvenes ocupan un espacio público en uso expropiándoselo temporalmente al resto del país. ¿De qué manera leen los demás ciudadanos estas acciones? Habría que verlo. Quienes están encargados por la sociedad de gobernar las universidades públicas “en toma” (las comillas están allí porque la toma no es una figura legal, es decir que es ilegal, y por lo tanto no existe un protocolo público para tratar con ella salvo el considerarla lo que es, un acto ilegal y proceder por la fuerza, y esto no se hace), estas autoridades sencillamente hacen dejación de sus responsabilidades, que se especifican en diversos reglamentos y leyes, pero da lo mismo. Porque el hecho cultural es el que manda, y según esa realidad las tomas son, en general, buenas, ya que buenas son las ideas a partir de las cuales se deciden y se ejecutan.

La “toma” reiterada de ciertos espacios públicos -la gloriosa y desmejorada Universidad de Chile entre ellos- puede leerse hoy por los ciudadanos corrrientes como una acción desesperada, a la manera de los proletarios de antaño. O como una acción política respetable. O como una costumbre simplona sin mayor efecto ni positivo ni negativo. O como un deterioro progresivo del espacio público al que la toma dice defender. O como un abuso más, aunque envuelto en papel luminoso. ¿Cómo se puede defender la necesidad del espacio público, de la educación pública, privatizando precisamente esos espacios?….” quiero que esto sea de todos así es que me lo tomo y no dejo entrar a nadie”. Este es un misterio que a mí, personalmente, me cuesta mucho comprender. Quizá me falte algún chip.

DISEÑO EN ACCIÓN

Posted in profesor by jgtejeda on junio 17, 2008

nuestros estudiantes en acción >>>>>>>>>> aquí

Quizá lo más bonito o inquietante sea la imposición del logo estrellaroja_pluma (conceptualmente nostálgico aunque visualmente moderno) sobre el escudo que Nicanor Plaza esculpió en el frontis de la Casa Central de la Universidad de Chile según el diseño institucional de aires masónicos. Y da gusto cómo le han dado vida a unas aulas que siempre están muertas. Esto es, entre otras cosas, diseño. Con todo, la Casa Central de la Universidad de Chile jamás debiera estar tomada ni por los estudiantes ni por nadie, porque pertenece al país completo. Pero ¿tendrían en circunstancias normales las autoridades a cargo la flexibilidad de dejar colgar un lienzo de estudiantes en el frontis? Quizás sí. Habría que probar.

AGUSTÍN SQUELLA PIDE MÁS ESTADO

Posted in profesor by jgtejeda on junio 16, 2008

EN EL MOSTRADOR, ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ>>>>>>>>>>

Durante el gobierno de Ricardo Lagos uno de sus nortes se refería a la refundación de la República. Hay íconos de este republicanismo, como las universidades estatales, que hoy están en una seria crisis. ¿hay un retroceso en este aspecto?

-Es un hecho que las universidades estatales han estado claramente desatendidas por el Estado. No desatendidas del todo, pero sí atendidas por debajo de la importancia que tienen, de las necesidades que arrastran y de la precaria situación en que las dejó el régimen militar, sobre todo en regiones.

Salvo el caso de la U. de Chile, las universidades estatales continúan rigiéndose por los mismos estatutos que para cada una de ellas dictó el gobierno militar. ¿Puede haber un mejor y más patético ejemplo de la desatención que mencioné antes? Aunque, para ser justos, en esa tan anómala situación cabe también responsabilidad a las propias autoridades de las universidades estatales, y a las comunidades académicas y estudiantiles de éstas, para las cuales el cambio de los estatutos no ha constituido hasta ahora prioridad.

Pero la más bien escasa atención que han recibido del Estado no puede excusar la mala y aun pésima gestión que ha habido al interior de algunas universidades estatales en lo que va corrido de 1990 a la fecha.

Me gusta decir que las universidades estatales no pueden pronunciar la palabra “autonomía” para mantener lejos de ellas a los gobiernos, y olvidarse de la autonomía y correr al Ministerio de Educación o de Hacienda cada vez que por una mala gestión se han metido en problemas. Y tampoco los gobiernos pueden escudarse en la palabra “autonomía” para no intervenir, en casos en que deben hacerlo, en universidades que son del Estado, que pertenecen a la sociedad chilena en su conjunto, y cuyos directivos las puedan estar llevando en un momento dado directamente al abismo

En una columna publicada en Terra, Guillermo Tejeda afirma que el “pinochetismo institucional” se quedó a vivir con nosotros. Y da como ejemplo la educación universitaria pública, argumentando que está abandonada a su suerte y que la universidades privadas en muchas ocasiones no pasan de ser negocios inmobiliarios o de adoctrinamiento religioso o ideológico

-Hay mucho de cierto en tales afirmaciones, aunque habría que matizarlas en el sentido de que existen algunas pocas universidades privadas -muy pocas a decir verdad- que han dado pruebas de estar prestando servicios educacionales por motivaciones más dignas que hacer dinero o pastorear jóvenes hacia sus capillas filosóficas, religiosas, o empresariales.

EMPRESARIO EDUCATIVO

Posted in profesor by jgtejeda on junio 15, 2008

Lo que va a ser -o no ser- durante los próximos veinte años la educación pública en Chile pasa previamente por el cedazo millonario de Piñera. Allí van los ministros a pedirle permiso. Piñera no es senador, ni diputado, ni alcalde ni ministro ni nada, se limita a financiar a los partidos de la derecha, y eso le da cupo para dibujar el futuro. Háblenme de lucro.

MINISTRA PERDIDA

Posted in normal by jgtejeda on junio 14, 2008

No entiende la ministra de educación por qué se le echan los niños y los profesores a la calle pidiendo educación pública, cuando la ley ya la consensuaron en una mesa de aquellas donde el tecito se sirve con el azúcar puesto y la cuchara amarrada al plato. Barrunta que es quizá por el sistema binominal, que impide a comunistas y humanistas estar en el parlamento y sentarse en una mesita así. Puede haber algo de verdad en esta astuta hipótesis, aunque el “olvido” de la educación pública en Chile rebasa con mucho a los rojillos. Basta ver las cifras y constatar que, en el entorno de la OECD, Chile es el país cuya educación está más privatizada, aunque reciba aportes públicos. La plata pública chilena va a la educación privada, y lo que el clamor popular intuitivamente parece buscar es que la plata pública vaya a la educación pública. Quizás sea esta la explicación de tanto alboroto. Además hace bien capear un poco.


YO APOYO

Posted in enredillo by jgtejeda on junio 14, 2008

todos los aquí firmantes
han querido protestar
en un gesto que los honra
y teniendo aquí sus nombres
los procedo a enumerar

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>> aquí

DIARIO DE UN PROFESOR: DISFUNCIONALIDAD ACTIVA

Posted in profesor by jgtejeda on junio 13, 2008

Huérfanas del apoyo del estado que las creó, las universidades públicas chilenas deben contentarse con un 20% de su financiamiento a cargo del fisco (contra el 50% a 60% en EE.UU. y 80% al 90% en Europa). La disfución básica es, entonces, crear entidades y luego darles la espalda. A partir de allí lo disfuncional se traslada al interior de las universidades y se manifiesta en que cada actor adquiere el derecho de actuar disfuncionalmente: los baños no tienen papel porque no hay recursos, alega el director administrativo; las matrículas y aranceles suben porque alguien tienen que pagar, dice el vicerrector económico; la morosidad se dispara porque no tenemos dinero para pagar, aducen los estudiantes de menores recursos; los estudiantes se toman los establecimientos porque esta situación es insostenible, reclaman, a lo que el rector y los decanos se quedan sin hacer nada porque es imposible ejercer la autoridad en estas condiciones, etc. Los académicos no cumplen los indicadores porque los sueldos son malos, o no hay fuentes de financiamiento, etc. Todo tiene permiso para no funcionar. Es más, algo que llegue a funcionar es visto como un peligro para la estabilidad disfuncional instalada, dentro de la cual cada cual sobrevive como puede. Este estado de cosas es una vergüenza. Como país deberíamos sincerar y ordenar las cosas: o nos dotamos de universidades públicas de calidad, eficientes y con sentido de servicio, o las cerramos. ¿Queremos crear alguna nueva universidad pública que sirva apara enfrentar temas de futuro? No queremos crear nada porque nos arrastramos agobiados bajo el peso de nuestra propia incosistencia nacional sobre el tema. Lo que no podemos hacer es poner dinero y esperanzas en instituciones que por su disfuncionalidad estructural no van a operar jamás de la manera debida.

SENTIMIENTOS ENCONTRADOS

Posted in profesor by jgtejeda on junio 11, 2008

(UN ESTUDIANTE ACERCA DE SU UNIVERSIDAD) MANUEL PINO, EN CIUDAD VISUAL: Si Rembrandt fuera mi maestro no me separaría de él, por lo menos hasta el momento en que le haya estrujado el conocimiento y lo comience a considerar un viejo fome, con ideas fomes, y sus monos fomes. Hoy en día poco a poco el mercado comienza a inundar nuestras aulas: el alumno llega, el profesor hace su cátedra, el alumno se va; y para colmo de males, todo apunta a que en un futuro el contacto alumno-profesor será a través de un computador. Solo quisiera concluir una sola idea y dejar sobre la mesa las otras. Las únicas veces que me he sentido realmente en un taller en la universidad ha sido en momentos de paro, específicamente en los años 2005 y el actual 2008, años en que creamos y reabrimos el “taller mano alzada” respectivamente. MÁS AQUÍ>>>>>>>>>>>>

DIARIO DE UN PROFESOR: MÁS POETAS MUERTOS

Posted in profesor by jgtejeda on junio 10, 2008

Ante el aprendizaje desplegado como una escena donde le profesor habla y los estudiantes escuchan o toman notas, Keating -el profesor no convencional de “La Sociedad de los poetas muertos”- intenta permanentemente destruir el diseño físico del aula, reordenando los cuerpos en el espacio según nuevos parámetros. ¿Cómo no recordar aquí a Foucault en “Vigilar y Castigar” con su descripción de los establecimientos educacionales, carcelarios y hospitalarios? Desde detrás de la cortina de su ventana del segundo piso, el director Nolan observa inquieto la escena que se desarrolla en el patio: El sonriente Keating hace que sus alumnos caminen. Inicialmente cada cual camina como mejor le parece que se debe caminar, a la manera militar. Pero el profesor los invita a seguir sus personalísimos ritmos vitales, a dar un paso tras otro según la propia energía y actitud. ¿Tan difícil es aceptar ante uno mismo el propio modo natural de moverse? Esta dinámica grupal es un elemento básico de la enseñanza de Keating: aprende a ser tú mismo. Pero la silueta vigilante del director opina otra cosa: aprende a ser como yo mismo te lo enseño, que lo aprendí de otros sin tenerme en cuenta a mí mismo. O sea, ser tú mismo no tiene interés para nadie, porque tú no eres nadie: limítate a ser una basura. Inclina el cuello ante el poder, y cuando no te vean patea a los más débiles, aprovéchate de las ocasiones favorables, sin trasparentar tus asquerosidades. Asume que el mundo es una mierda y tú una mierda diminuta y ávida.  Ante ese predicamento, los juegos pedagógicos de Keating resultan irritantes. No hay nada que produzca más irritación que el ejercicio de la libertad, que el despliegue de la humanidad. Ver a los demás sin cadenas ofusca a los encadenados, que a su vez se dedican a ser encadenadores para justificar su propia miseria.

DIARIO DE UN PROFESOR: POETAS MUERTOS

Posted in profesor by jgtejeda on junio 8, 2008

Vuelvo a ver esta película, que me conmueve otra vez, y esta vez la veo solo, por la tarde, como un ejercicio profesional. La historia se instala en el punto central de lo que entendemos por educar. Educar es, a la vez, transmitir prohibiciones y conceder permisos. Qué debe cada cual prohibirse para poder estar en armonía con los demás, qué necesita uno permitirse para ser quien es y no dejarse arrollar por los convencionalismos y las censuras inútiles. Keating, el profesor, se dedica más bien a trabajar la parte permisiva de la educación, entendiendo por tal lo que Bruce Mau llama el crecimiento: algo que no es necesariamente bueno, o brillante, o exitoso, sino simplemente necesario, y diferente para cada persona. Crecemos para llegar a ser lo que vamos a ser. Por las necesidades de orden y seguridad que son inherentes a la preservación de la especie no podemos hacer “cualquier cosa”. Pero al mismo tiempo, la vida no es un tablero cerrado con fichas inmóviles, sino un sistema orgánico hecho de fuerzas, y nuestra propia preservación como individuos depende de encontrar los modos de poner en juego las fuerzas que tenemos, sin temer religiosamente al conficto. Porque para desarrollarnos individualmente necesitamos coraje. A transmitir estas nociones se dedica Keating, en un contexto, aquella escuela, donde todo el esfuerzo está puesto en la ley, el orden y la enseñanza entendida como un adiestramiento. Pero hay mucho más en esta película.

DIARIO DE UN PROFESOR: CALENDARIO DE TOMAS

Posted in profesor by jgtejeda on junio 8, 2008

2008 / 21 de mayo >>>> Luego de que cerca de 300 estudiantes interrumpieran esta mañana el Consejo Universitario, evitando la firma por parte del Rector de un convenio que significaba el endeudamiento de las Facultades del Campus Juan Gómez Millas en cientos de millones de pesos, la Casa Central de la Universidad de Chile fue ocupada por los estudiantes…

2007 / 12 de mayo a 22 de junio >>>> Buscando una solución a la crisis interna que vive la institución y luego de una consulta estudiantil, la Casa Central fue ocupada por alumnos encabezados por el presidente de la Fech, Giorgio Boccardo. / A las nueve treinta de la noche del viernes 22 de junio, los estudiantes que apoyaban la toma de la Casa Central dejaron atrás esta medida, luego de un pleno estudiantil que decidió continuar con el diálogo, en el marco de la institucionalidad de la Universidad de Chile.

2006 / 31 de mayo >>>>>>>>>> Estudiantes dan ultimátum al gobierno. Exigen soluciones dentro de la semana para la llamada “agenda corta” (PSU, pase y tarifa escolar, alimentación). El gobierno destituye al prefecto de Fuerzas Especiales de Carabineros, coronel Osvaldo Jara, en medio de la polémica causada por el violento actuar de la policía en la jornada de movilizaciones del día anterior. Secundarios se reúnen en la iglesia de la Recoleta Dominica con el ministro, donde le informan de la decisión. Convocan a Paro social para el lunes 5 de junio. Se inició una toma de la Casa Central de la Universidad de Chile.

2005 / 31 de mayo, 22:37 >>>>>>>> Estudiantes se tomaron casa central de la Universidad de Chile / Martes 14 de junio: estudiantes deponen toma.

2004 / 17 junio >>>>>>>>>>>>> edificio de administración de la Universidad de Chile (Torre15) fue tomado anteayer por mechones de geografía + + + + 2 julio … se bajó la toma de la Torre 15. Despues de 18 dias de toma, ayer viernes 2 de julio se entregó la torre, después de obtener un documento certificado que sostiene que se deroga el acuerdo 32.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.